Vinos y bodegas en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Vinos argentinos
 
 
  Introducción
  Historia del vino
  Reg. de producción
  Salta
  Catamarca
  La Rioja
  San Juan
  Córdoba
   Mendoza
  Río Negro
  Neuquén
  Tipos de Vino
  Varietales en Argentina
  Cabernet Sauvignon
  Malbec
  Syrah
  Tempranillo
  Merlot
  Pinot Noir
  Otras variedades
  Chardonay
  Torrontés
  Sauvignon Blanc
  Semillón
  Riesling
  Viognier
  Otros varietales
  Bodegas Boutique
  Vinos de Autor
  Comprar el vino
  Servir el vino
  Catar el vino
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 

Provincia de Salta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mil quinientas hectáreas de viñedos se encuentran ubicadas en la zona de los valles Calchaquíes, y tocan una parte de Catamarca. Las principales bodegas de la región están cerca de Cafayate, a 1.700 metros sobre el nivel del mar, y algunas nuevas se localizan cerca de Molinos, donde llegan hasta los 2.500 metros de altura.

El clima de la zona es seco, con veranos largos y escasas lluvias, y el suelo es franco-arenoso profundo, con ripio y piedras sueltas.

Esta región se destaca por la calidad de su uva blanca torrontés, con gran potencial de desarrollo, y por uvas tintas que maduran muy bien. y dan colores profundos a los vinos.

Durante muchas décadas, los lugareños no identificaron bien las distintas uvas plantadas en los viñedos y solían llamar "uva francesa" a muchas de las uvas tintas cosechadas.

En los últimos años se logró precisar los nombres y se descubrió que los viñedos tenían mezclados, por ejemplo, malbec, cabernet sauvignon y tannat, uvas presentes desde hace más de un siglo en la región y que en la actualidad se están revalorizando porque, junto con el syrah y el merlot, dan vinos de mucha potencia y color.

La provincia de Salta es la región productora ubicada más al norte del país, y sus principales viñedos están localizados a unos 1.500 metros por sobre el nivel del mar en la zona de los Valles Calchaquíes, que se extienden hasta Catamarca y Tucumán.

Las bodegas más importantes se encuentran asentadas en la localidad de Cafayate, a 25° de latitud sur, donde los antecedentes históricos de establecimientos vitivinícolas se remontan a mediados del siglo XIX, aunque la vida ya había llegado a Salta desde el otro lado de la Cordillera de los Andes tres siglos antes, de la mano de conquistadores y religiosos.

En Cafayate y alrededores, la visión de las bodegas es impactante por su aspecto de palacios insertados entre montes y viñedos: Michel Torino , Etchart , El Recreo , etc.

Por allí aparece también la bodega de Arnaldo Etchart, un nido de cóndores en las alturas de San Pedro de Yacochuya. Y en la misma zona se encuentran también el asentamiento indígena, los parrales y la casa familiar de la familia Domingo. Como remate aristocrático surge la imponente mansión de María Luisa "Yiyina" Cambolive Michel Torino de Cornejo Costa.

Otras zonas de viñedos y bodegas más pequeñas se encuentran ubicadas en San Carlos, Molinos y Colomé, entre Cafayate y la capital provincial y siempre en territorio de los Valles Calchaquíes, una región considerada única en el mundo por la especial conjunción de clima, suelo, altura y humedad que da origen a su famoso y laureado vino torrontés.

Las bodegas de Cafayate también producen cabernets regionales, que parecen a tono con el paisaje de tintes rojo-violáceos que predomina en la zona y que impresiona en cada atardecer.

La gastronomía de la zona deslumbra con el cabrito en distintas formas, empanadas, locros, papas, pastel de carne perfumado con yuyos regionales, dulce de cayóte con nueces, quesillo con miel de caña o cuaresmillos, entre otras delicias.