Vinos y bodegas en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Vinos argentinos
 
 
  Introducción
  Historia del vino
  Reg. de producción
  Salta
  Catamarca
  La Rioja
  San Juan
  Córdoba
   Mendoza
  Río Negro
  Neuquén
  Tipos de Vino
  Varietales en Argentina
  Cabernet Sauvignon
  Malbec
  Syrah
  Tempranillo
  Merlot
  Pinot Noir
  Otras variedades
  Chardonay
  Torrontés
  Sauvignon Blanc
  Semillón
  Riesling
  Viognier
  Otros varietales
  Bodegas Boutique
  Vinos de Autor
  Comprar el vino
  Servir el vino
  Catar el vino
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 

Provincia de Catamarca

 

 

 

 

 

 

La provincia de Catamarca cuenta con alrededor de 2.200 hectáreas de viñas y parrales de uvas de mesa, pasas de uva y uvas para vinos comunes y para vinos finos.

En el este del Valle de Catamarca, entre Tinogasta y Fiambalá, a unos 200 kilómetros de la frontera con Chile y a alrededor de 300 km de la capital provincial, se concentra la mayoría de los viñedos y de las bodegas, con una superficie dedicada al vino fino cercana a las 400 hectáreas .

El clima desértico y el riego por goteo favorecen el desarrollo de los vinos elaborados con uva syrah y ya se pueden degustar vinos muy prometedores.

También se destacan las variedades bonarda y cabernet sauvignon, y entre las blancas, el torrontés aparece como el varietal más difundido.

De acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), la provincia de Catamarca cuenta con un total aproxima do de 2.200 hectáreas de viñas y parrales destinadas a uva de mesa, pasas de uvas y de vinificación, tanto para vinos comunes como para vinos finos.

Las pocas bodegas en actividad se localizan fundamentalmente en el Valle de Fiambalá, de Tinogasta a Fiambalá, sobre la ruta provincial 60, a unos 200 kilómetros de la frontera con Chile y a unos 300 kilómetros de la capital de la provincia.

Las uvas tintas finas representan el 15% de las plantaciones, destacándose por su calidad las variedades Syrah, Bonarda y Cabernet Sauvignon. Entre las blancas, el Torrontés es el varietal más difundido.

El riego se realiza por modernos sistemas de goteo. El clima es desértico y de una extraordinaria sanidad. La amplitud térmica, fundamen tal para lograr la mejor calidad, es importante y llega a los 18° C.

La Ruta del Adobe en el valle de Fiambalá es además un importante reservorio de sitios históricos y culturales desde los tiempos del imperio español.

Con el devenir de los tiempos y la muy especial calidad de sus tierras y clima, se han implantado y desarrollado en Catamarca los olivares más importantes de todo el país, favorecidos por una fuerte demanda de aceitunas y aceites de oliva, tanto para el mercado doméstico como para la exportación.

   
Viajoporargentina - Información Turística sobre la República Argentina
© 2003 - Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723