Turismo aventura en  Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
San C. de Bariloche - Río Negro
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Trekking y Escalada en el Glaciar Castaña Overa
Glaciar Castaña Overa

 

 

Glaciar Castaña Overa

 

 

Glaciar Castaña Overa

 

 

Glaciar Castaña Overa

 

 

Glaciar Castaña Overa

 

 

Glaciar Castaña Overa
 
 

Si sos fanático de los deportes en la naturaleza no podes negarte la oportunidad de conocer bien de cerca un glaciar. Por eso, viajar a Bariloche significará enfrentarte a un sin número de oportunidades.

 

La cita es de mañana temprano en el Club Andino, donde comienza el trayecto hacia Pampa linda, base del Cerro Tronador (3700 msnm), uno de los más impresionantes de la Patagonia.

Transportes especializados se encargaran de trasladarte durante dos horas por la Ruta 258 hasta el lago Mascardi y de ahí por camino de ripio.

Lo ideal que almuerces en Pampa Linda y -después de la digestión- inicies el trekking de ascenso al refugio Otto Meiling que combina bosques y un tramo fina de rocas (nivel medio, 4 hs 30 min.). En condiciones normales vas a llegar a media tarde, momento de descansar y esperar el nuevo día.

Meiling, a 2000 msnm, está ubicado entre los glaciares Castaña Overa y Alerce, de frente a los 3 picos del Tronador. Ahí podés optar por una amplia variedad de excursiones en hielo, para las cuales no podrás prescindir de la guiada de un profesional de la AAGM (sabia disposición de Parques Nacionales).

En este caso, te recomendamos la travesía al Glaciar Castaña Overa, que se presta a salidas adecuadas a todos los niveles, es decir que es apto para todo público. Aunque seas novato, no vas a tener problemas.

Con más de 1 Km . de ancho, sus hielos forman una de las paredes de caída desde los picos del cerro y dan lugar -por deshielo- al río Castaña Overa. Vale la pena conocerlo.

Todo comienza a las 9 a .m. Antes de arrancar, es importante que desayunés bien para tener energía de sobra.

Inmediatamente, y junto con los guías, tenés que preparar las herramientas: arnés, piquetas largas (marcha) y cortas (trepada), casco, guantes, botas rígidas y crampones, sogas, mosquetones. Todo listo. A caminar.

Desde el refugio hasta el glaciar hay 45 minutos de caminata que no vas a necesitar los cranpones. Al llegar, los guías te ayudarán a ponértelos. Si nunca lo hicistes te vas a sentir raro ya que hay que caminar con pisada ancha, levantando bien los pies y bajando el centro de gravedad.

Es increíble entrar en el glaciar. Las panorámicas son alucinantes: abajo, Pampa Linda; arriba, los imponentes picos del Tronador. Ahí mismo se distinguen los seracs (bloques de hielo que se mueven, con muchas posibilidades de desprenderse) que hay que evitar.

Caminando, esquivás grietas azuladas hasta que los guías -teniendo en cuenta tu nivel- deciden que "esa" es la tuya. Preparate para el paseo por el interior de las grietas. No tengas miedo: fuertes tornillos para hielo (cada uno soporta 800 Kg . en caída) sostendrán las sogas.

Para los principiantes, se buscan pendientes poco pronunciadas (de 65º, por ejemplo), mientras que aquellos que cuentan con experiencia previa se atreven a las más difíciles (85/90º).

Luego de tu asombro llega lo más difícil: subir a la superficie del glaciar. Y lo tendrás que hacer practicando las distintas técnicas que los guías te enseñan. Muy divertido.

Cuando llegués, te estarán esperando con una taza de té sentados en el hielo. Es un momento increíble: ¡tomar un té sentado en medio de un glaciar!

Finalmente, después de unas horas emprenderás la vuelta al refugio para concluir una positiva experiencia en la que seguramente -porque así es la vida en la montaña- ganarás nuevos amigos, motivando futuros reencuentros deporte por medio.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723