Turismo aventura en  Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
San Martín de los Andes - Neuquén
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Trekking a la Laguna Verde












Chapelco




Laguna Verde




 

Partimos desde San Martín de los Andes en auto por la llamada ruta de los siete lagos (RN 234), bordeando el Lago Lácar a nuestra derecha y con rumbo a la Base del Cerro Chapelco, distante a 20 km . de la ciudad.

 

Después de transitar 15 km. de asfalto, nos desviamos a la izquierda y un camino ripiado nos conduce directamente a la base del Cerro, punto de partida de nuestro trekking ( 1200 m .s.n.m.). Dejamos el auto en el estacionamiento del cerro y mochila al hombro, calzado cómodo y con una buena vianda comenzamos el ascenso.

Tenemos que llegar al Cerro Mocho, que mirando el cerro desde la base se encuentra a nuestra izquierda. Si querés podés hacer todo el tramo hasta la cima del Cerro Teta utilizando los medios de elevación, para ello tenes que adquirir un pase en las boleterías habilitadas en la base (Solo en temporada de verano, desde Enero hasta Semana Santa) En este caso tomas la telecabina hasta la zona de Antulauquen, 1600 m .s.n.m., luego la aerosilla cuadruple hasta el refugio Graef y un tercer medio de elevación que llega hasta el filo del Cerro Teta, punto desde el cual se pone en marcha la caminata hacia la Laguna Verde , si es que tomás esta opción.

Nosotros subimos caminando, comenzamos nuestro ascenso por las laderas del Cerro Chapelco, pasamos por la zona de la piscina al aire libre y atravesando un bosque de lengas llegamos a los 1600 m .s.n.m. donde se encuentra la confitería Antulauquen. De allí nos dirigimos hacia la izquierda hasta el lugar donde comienza la silla cuadruple denominada "Del Mallín" y si damos un vistazo a la izquierda veremos "El Mallín" por el cual lleva su nombre este medio de elevación. Siempre hacia nuestra izquierda en continuo ascenso, atravesamos pequeños cursos de agua que bajan la montaña producto del deshielo de la nieve remolona del invierno.

Vamos dejando atrás el bosque de lengas que nos protegió de los vientos y aparece ante nosotros la zona llamada Pradera del Puma y el Cerro Mocho. La vegetación desaparece, las flores de alta montaña aparecen entre las piedras. Seguimos avanzando y después de aproximadamente una hora y media de trekking llegamos al portezuelo con una altura de 1.795 m .s.n.m. Y allí un paisaje único, toda la cordillera en su máximo esplendor con sus picos nevados, el Volcán Lanin, El Villarrica, El Punteagudo, bosques, cascadas, un lugar ideal para hacer un alto y disfrutar del paisaje.

Allí comenzamos un descenso serpenteante por un desfiladero, la marcha se torna de a ratos lenta, porque se anda por rocas metamórficas, fracturadas en pedazos pequeños, cortantes y pulverizadas por la acción de las heladas y el frío de altura. La huella es clara y ancha. Pero puede perderse facilmente si el trekking lo realizamos en los meses de Noviembre o Diciembre y el sol del verano no pudo derretir y quitar las lenguas de nieve que permanecen allí a la espera del calor que las derrita.

Transitamos por cañadones y cordones basálticos hasta llegar a un bosque de ñires en el cual la huella se pierde totalmente, momento que es sumamente necesario la presencia de un guía local. A partir de allí cruzamos un arroyo encima de unos troncos caídos y realizamos un ascenso entre el bosque hasta alcanzar la zona intermedia del Cerro El Castillo, mole que culmina en una formación tipo meseta. Troncos de árboles caídos, barbas del diablo que se aferran a las cortezas de los árboles cuya presencia nos indica que el aire es puro.

Finalmente, después de transitar unos 15 minutos por el bosque, aparece ante nuestros ojos la Laguna Verde protegida de los vientos por la masa boscosa que la rodea. Surgida por la acumulación de las aguas de deshielo, se caracteriza por su forma ovalada de 250 metros por 100 mts. La bordeamos por su margen izquierda y llegamos hasta el otro extremo donde un prado verde con troncos y vestigios de fogones, nos invitan a disfrutar de nuestro merecido almuerzo. El descanso no debe ser muy prolongado, para evitar que se enfríe el cuerpo. La vuelta la hacemos desandando la senda con la alternativa, de una vez en Antulauquen disfrutar del Parque de la Aventura en Cerro Chapelco.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723