Turismo en Santiago del Estero Argentina
Buscar Informacíon
Información general del país
Santiago del Estero
 
   Termas de Río Hondo
   Santiago del Estero
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
 
Historias y leyendas del Lugar
 
Plaza de Santiago del Estero
 
Artesanias de Santiago del Estero
 
Hornos de Barros
 

La ciudad de Santiago del Estero fue fundada en 1553, es la más antigua de la República Argentina. Se la denomina tradicionalmente "madre de ciudades" por haber sido el principal soporte de colonización y civilización hispana durante la segunda mitad del siglo XVI. Surgida de las vías de comunicación que vinculaban antiguamente al Perú con el Río de la Plata, la ciudad fue escenario de guerras entre otras provincias y campo de batallas para dirimir diferencias de intereses ajenos. La historia de la Provincia de Santiago del Estero está vinculada estrechamente a la de la ciudad madre.

Leyenda del Kakuy: En el monte santiagueño existen un sin número de leyendas tal como la Leyenda del Kakuy. El urutaú o kakuy es un ave nocturna y solitaria, que durante las horas de luz se mimetiza en el follaje de la vegetación del bosque. Suele emitir al atardecer un canto fuerte, desagradable y lúgubre que suena: kakuy, vocablo que en la lengua quechua significa hermano. Cuenta la leyenda que en una remota región del monte santiagueño vivían dos hermanos huérfanos: Kakuy y Turay. Un día Kakuy perdió la paciencia con su hermana Turay, por la maldad que habitaba en su ser, y la dejó atada en lo alto de un árbol. Turay enloqueció y acabó transformándose en un monstruo emplumado. Para los habitantes de la región, el ave es considerada de "mal agüero" o mal presagio. En el monte se cree que cuando alguien se pierde es por culpa del ave.

San Francisco Solano: Por el año 1590, llegó al Convento de Santiago del Estero este predicador. Su misión era evangelizar los territorios que comprendían, en aquel entonces, Tucumán, el litoral del Chaco y Paraguay. Ejerció su obra sin más armas que la cruz y un rústico instrumento semejante a un violín. Antes de llegar a Santiago del Estero, visitó Socotonia, una población indígena donde realizó un prodigio al abrir una fuente de agua y conjurar una plaga de langostas. En el camino de Salta a Tucumán, cerca de Trancas, hizo brotar otra fuente denominada Pozo de Pescado. En las provincias que recorrió quedaron imágenes perdurables de sus milagros . Se cuenta que el Fraile venía con carretas cargadas desde Tucumán y al querer cruzar el río Misky Mayu, sus aguas estaban crecidas, además la zona estaba cubierta por una gran nube de mosquitos. Francisco Solano oró durante largas horas a la orilla del río y al otro día antes del amanecer pidió a los troperos continuar con el viaje. Grande fue la sorpresa de estos porque no solo habían podido dormir sin la molestia de los mosquitos, sino que el Fraile tomo el cordón y las aguas se serenaron, permitiendo el paso de las carretas. Al llegar a la orilla contraria el Santo les dijo, bromeando : "Ahí tienen el Río Hondo" y desde aquel momento el paso del río Dulce en esa zona comenzó a llamarse Río Hondo.

Viajoporargentina - Información Turística sobre la República Argentina
© 2003 - Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723