Turismo en Rio Negro , Argentina
Buscar
Información general del país
 
   Choele-Choel
   Cipolletti
   El Bolsón
   Gral. Roca
   Las Grutas  
   San Antonio Oeste
   San C. de Bariloche
   Viedma
   Villa Regina
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jjesuitas
   Parques Nacionales
 
Relieve
Cerro Catedral en invierno
 
Vista del lago Nahuel Huapí
 
 
 
 
 

El relieve de esta provincia se divide en dos áreas bien diferencias: una al oeste, la zona cordillerana, constituida por los Andes Patagónicos; y otro hacia el centro y este, donde comienza el área de mesetas que terminan en las costas del Mar Argentino, constituyendo un relieve en forma escalonada que continúa más allá de la costa, en la plataforma continental.

Los Andes Patagónicos Fueguinos fueron originados durante el Cenozoico y los últimos ascensos se produjeron en el cuaternario. Tienen dirección Noreste - Suroeste. Presentan valles transversales que cortan la cordillera, profundas y extensas cuencas Lacustres y campos de hielo continental. Sometidos a la acción de los vientos húmedos del Pacífico, constituyen una de las regiones con mayores precipitaciones del territorio argentino, favoreciendo el desarrollo de abundante vegetación de coníferas y hayas. Lo escarpado del terreno, los ríos, arroyos, cascadas, lagos, bosques y nieve confieren al lugar una belleza sin igual. Las cadenas orográficas Nirihuau, de las Bayas, Nevado e Ipela, albergan los cerros y volcanes Tronador, Catedral y Ventisquero.

La meseta o pampa patagónica están constituidas por rocas cristalinas precámbricas cubiertas de rodados patagónicos y mantos basálticos. Se inician sobre el Océano Atlántico a una altura de 70 metros, alcanzando en el interior los 1000 metros. En esta región se encuentra un grupo de sierras muy antiguo denominado Patagónides, que tienen su origen en el Mesozoico -Cretáceo. Estas sierras, que se extienden también por las Provincias de Neuquén y Chubut, tienen la particularidad de adoptar la forma de arcos con concavidades orientadas hacia el este, muy erosionadas, de escasa altura, presenta cumbres redondeadas.

Las costas de la región patagónica difieren fundamentalmente de las costas de la región pampeana, esto se hace evidente a partir de la desembocadura del río Negro, donde el litoral de llanuras y playas amplias deja lugar a profundas entrantes, golfos y bahías, como salientes pronunciadas y penínsulas. Desde las proximidades del río Negro, una cadena de colinas de 60 metros de altura acompaña la costa, constituyendo acantilados.
 
Hidrografía
 

Se diferencian en la provincia dos cursos principales, con una red de drenaje bien definida y numerosos cursos pequeños. Además cuenta con un sistema lacustre del oeste de la provincia. La hidrología rionegrina comprende dos vertientes, del Océano Atlántico y del Océano Pacífico y Lagos. Los principales ríos de la vertiente del Atlántico son:

Río Colorado: se ubica en el norte, constituyendo el límite entre Río Negro y la Pampa. Su cauce es hacia el sudeste, salvo en las cercanías de Colonia Catriel. Sus aguas son turbias por la erosión que ejercen los ríos que lo forman. Montañas basálticas de hasta 100 metros de altura lo acompañan, hasta que paulatinamente desaparecen para convertirse en terrazas bajas y arenosas. El ancho del río oscila entre los 100 y 300 metros. Paredones del valle distanciados en algunos tramos hasta 4 kilómetros son prueba de que antiguamente el río era muy caudaloso y de fuerte poder erosivo. No recibe afluentes, por lo que su caudal disminuye progresivamente. El tramo final presenta la forma de delta. Desagua en el Océano Atlántico, formando un litoral bajo, medanoso, desolado y árido.

Río Neuquén: constituye el límite entre las provincias de Neuquén y Río Negro. Este río de 510 kilómetros de largo, es rápido, correntoso, tal como lo dice su nombre que en araucano significa audaz y arrogante. Recibe numerosos afluentes que recogen las abundantes lluvias cordilleranas. Al sur y próximo a su tramo final, se halla la cuenca Vidal con el dique Ballester, hacia donde derivan las aguas en crecientes.

Río Limay: Nace en el Lago Nahuel Huapi y define el límite entre las provincias de Neuquen y Río Negro. Mide 430 kilómetros de largo y en su recorrido salva un desnivel de 508 metros. Numerosos lagos interpuestos en su cuenca lo hacen más regular, menos impetuoso y menos rápido que el río Neuquen. Este río recibe sus mayores afluentes del sector neuquino, en Río Negro solo tiene dos afluentes, el Pichileufú y el Comallo y algunos arroyos temporarios. A la altura de Picún Leufú, en Neuquén, el río se transforma en un lago artificial, formando la represa de El Chocón. Aporta la mayor parte del caudal del Río Negro.

Río Negro: es el colector más importante de la provincia. Nace de la confluencia ente los ríos Neuquén y Limay, recorre 635 kilómetros hasta su desembocadura en el Océano Atlántico. Lleva un caudal de 1.000 metros cúbicos por segundo. El ancho del valle varía a lo largo de su curso, alternándose tramos de 20 kilómetros con angosturas de menos de 3 kilómetros. En Alto Valle y Valle Medio las bardas que lo rodean son muy altas. En el tramo medio se abre en dos brazos, determinando una serie de islas, la mayor de las cuales es la de Choele Choel Grande. En el tramo inferior su curso da lugar a numerosos meandros, apareciendo brazos secundarios. El río Negro es el tercer río de la Argentina por su longitud, caudal y por su navegabilidad. Presenta dos crecientes anuales, resultantes de los regímenes combinados de los ríos Neuquen y Limay, la de invierno, en el mes de julio, provocada por las lluvias y la de primavera, en septiembre, originada por el deshielo de la nieve.

Río Chubut y Azul: nacen en la provincia. El Azul lleva sus aguas al lago Puelo, integrando el sistema del Manso. La vertiente del Pacífico comprende solo un río, el Manso, que tiene su nacimiento en el Cerro Tronador y presenta en su cuenca trece lagos, entre ellos el Mascardi, Guillelmo, Fonk, Steffen y Martín. En Chile, se une al río Puelo.

Los Lagos: se ubican en el sector cordillerano, originados por la acción de los glaciares, son profundos, alargados, son alimentados por el deshielo y las abundantes precipitaciones. El lago Nahuel Huapi, compartido por las provincias de Neuquen y Río Negro, se caracteriza por su profundidad y ramificaciones o brazos. Tiene una superficie de 500 Kilómetros cuadrados y posee islas y aguas azules transparentes y muy frías. Otros lagos importantes son Gutiérrez, Mascardi, Marín y Steffen.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723