Turismo aventura en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Rafting en Argentina
Puerto Iguazú - Misiones
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Rafting en las Cataratas del Iguazú 

 

 

 

 

 

Desde el hotel, nos fuimos a tomar el tren ecológico que nos condujo a la estación Garganta y así poder realizar el rafting es de 3 km por el Delta Superior del Iguazú.

 

Andar en el "trencito" ecológico es una forma tan atractiva como diferente de conocer las bondades del parque. Lo bueno de este innovador medio de transporte es que su contaminación es considerada de bajo impacto sobre la naturaleza. Lleva a un promedio de 150 pasajeros en un trayecto de 7 kilómetros hasta las pasarelas de la inigualable Garganta del Diablo en un tiempo de 20 minutos.

Nos dispusimos cómodamente sobre sus asientos de madera preparándonos para lo que iba a venir. Comenzamos a observar lo que la madre naturaleza tenía preparado para nosotros durante el transcurso del viaje. El tendido de las vías bordea parte del río Iguazú y poco a poco se interna en el verde follaje misionero, donde observamos varias aves autóctonas que, acostumbradas al paso de la locomotora, nos regalaron sus vistosos colores.

Al llegar a la estación Garganta fuimos recibidos por la gente de la agencia de turismo, con quienes habíamos arreglado para realizar la navegación. Nuestro guía , fue el encargado de crear el ambiente necesario para que disfrutáramos al máximo de la experiencia.

Una breve charla de seguridad, que incluía las cosas que posiblemente íbamos a ver, fue suficiente para ganar confianza y dejarnos llevar por la aventura.

Fuimos provistos de chalecos salvavidas y, luego de recibir permiso para abordar el gomón, comenzamos a vivir la expedición. Ricardo -guía experto en balsa a remo- comenzó a mover la embarcación dirigiéndola por el Delta Superior del río Iguazú. Allí la corriente de agua es más calma, ya que la colada basáltica ubicada en el fondo del río es más resistente a la acción erosiva del agua, por lo que el Iguazú se ramifica dejando pequeños islotes, verdaderos refugios para la fauna del lugar.

El rafting comenzó y no tardamos mucho tiempo en ponernos en comunión con el medio ambiente. Esta clase de excursiones son ideales, porque permiten relacionarse con la naturaleza en un sobrecogedor marco de silencio, sólo interrumpido por el sonido de los insectos, anfibios y aves.

Totalmente relajados comenzamos a avistar yacarés, lagartos "dragones", lagartijas, mariposas, tortugas de río, orugas y un sinnúmero de insectos difíciles de nombrar.

El silencio, totalmente dueño de esas latitudes, se apoderó del tiempo para que nos regocijáramos en el contacto más puro y directo con la naturaleza. Vale la pena realizar esta excursión.