Pesca en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Pesca en Argentina
 
alquiler embarcaciones gran canaria armarios en madrid autocares almeria camaras frigorificas centralitas telefonicas alcatel enjoy pyrenees mudanzas nacionales pisos venta barcelona productos masaje regalos publicitarios
 Introducción
 Especies del Litoral
 Especies en ríos
 Especies introducida
 Equipo
 Modalidades
 Diccionario de pesca
 Buenos Aires
 Catamarca
 Córdoba
 Corrientes
 Chaco
 Chubut
 Entre Ríos
 Misiones
 Formosa
 Jujuy
 La Pampa
 La Rioja
 Mendoza
 Neuquén
 Salta
 San Juan
 San Luis
 Salta
 Santa Cruz
 Santa Fe
 Santiago del Estero
 Tierra del Fuego
 Tucumán
 
 
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
alquiler embarcaciones gran canaria armarios en madrid autocares almeria camaras frigorificas centralitas telefonicas alcatel mudanzas nacionales pisos venta barcelona productos masaje regalos publicitarios viaje a india con conductor
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Vadeando un río

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dentro de las tantas atracciones que posee la pesca con mosca aparece una que goza generalmente de una sonrisa por parte de todos los mosqueros: vadear un río.

Vadear un río no es otra cosa que caminarlo aguas abajo, es decir, a favor de la corriente, logrando con ello pescarlo en distintos lugares y accidentes naturales donde, intuimos, está el gran pez que buscamos. A medida que el pescador avanza, encuentra correderas, grandes piedras, pozones y remansos, accidentes naturales que le van marcando la presencia o no de peces.

Caminar el río es algo mágico para el pescador de mosca. Algunos aseguran que aquí aparece el verdadero espíritu de la modalidad.

 

¿ Que se necesita?

 

Para vadear correctamente un río es necesario contar con el equipo adecuado. Tanto por una cuestión de comodidad como de seguridad, existen ciertos elementos que no pueden faltarle al mosquero.

El wader es fundamental por las frías temperaturas que presentan las aguas patagónicas. Los hay de distintas calidades, costos y materiales. Desde los de látex, generalmente los más baratos pero menos durables; pasando por todo tipo de gomas y sintéticos, hasta llegar a los de neoprene , que aunque resultan los más caros, son los mejores y los que más duran.

El wader debe ser cómodo. Los hay ajustados al cuerpo u holgados, pudiendo el pescador realizar dentro de él la mayoría de los movimientos que haría normalmente si no lo tuviese.

La presencia de un buen cinturón externo permite muchas veces movernos mejor dentro del wader .

Tan fundamental como el wader son los zapatos o botines de vadeo. Sirven simplemente para poder caminar el río, algo que parece fácil pero que sin este tipo de elemento se torna imposible e insoportable. Y son, por supuesto, la base firme del pescador con mosca.

Dicho calzado se coloca sobre el wader y, gracias a su suela de fieltro, permite desplazarnos sin resbalar entre las algas, el musgo y las piedras bochas que constituyen el fondo de la gran mayoría de los ríos y lagos patagónicos.

Finalmente, el último elemento que no debe faltarle al mosquero es un bastón de vadeo. Sirve para detectar, a medida que se avanza, irregularidades en el terreno, como así también la presencia de zonas más profundas.

 

La vestimenta

 

La vestimenta del pescador con mosca debe ser cómoda y segura. No se trata de llevar de todo, pero tampoco hay que olvidarse de algunas consideraciones indispensables para un día de pesca sin sobresaltos.

Fundamental es el uso de una adecuada ropa interior. Medias, camisas de mangas largas y sweaters de tela polar son indispensables.

Si es necesario comprar vestimenta, debe optarse por tonos ocres, marrones y verdes, que permiten mimetizarnos con el paisaje para pasar inadvertidos, ante la vista de los peces.

Los pantalones no deben ser ni muy ajustados ni muy holgados. Se debe evitar el jean , ya que resulta incomodísimo para moverse con el wader . Son ideales los joggings y las bombachas de campo.

En cuanto al chaleco de pesca, hay muchos modelos, tamaños y de una normal a excesiva cantidad de bolsillos. El pescador debe pensar qué cantidad de elementos va a llevar dentro de éstos y así optar por el chaleco adecuado. Es la experiencia la que va a determinar su uso.

Por último, un elemento protagonista, no sólo por la simbología que implica en la pesca con mosca, es el sombrero. Éste debe ser de ala ancha para protegernos del agua, el viento, el frío y los rayos del sol. Es aconsejable, además, no olvidar protectores y pantallas solares.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723