Pesca en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Pesca en Argentina
 
 
 Introducción
 Especies del Litoral
 Especies en ríos
 Especies introducida
 Equipo
 Modalidades
 Diccionario de pesca
 Buenos Aires
 Catamarca
 Córdoba
 Corrientes
 Chaco
 Chubut
 Entre Ríos
 Misiones
 Formosa
 Jujuy
 La Pampa
 La Rioja
 Mendoza
 Neuquén
 Salta
 San Juan
 San Luis
 Salta
 Santa Cruz
 Santa Fe
 Santiago del Estero
 Tierra del Fuego
 Tucumán
 
 
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Especies introducidas en Argentina

 

Trucha de arroyo (Salvelinus fontinalis)

 

Es una especie endémica del este de los Estados Unidos. Por la calidad de su carne y su belleza, se ha convertido en una de las especies más buscadas y apreciadas por los pescadores deportivos, lo que hizo que se expandiera por Europa, América del Sur, Asia y Nueva Zelanda. No obstante, debido a que sólo se adapta a las aguas de menor temperatura que los demás salmónidos, su distribución es más restringida. En la Argentina puebla la mayoría de los lagos, lagunas y algunos ríos fríos y transparentes de la Patagonia y algunos ríos del norte como en la pamapa de Achala, Córdoba que genera un atractivo diferente por un tipo de pesca con equipos livianos a pesar de sus pequeños portes.

Es el mas atractivo de todos los peces del grupo de los charrs por su notable coloración. El dorso es verde oliva con manchas vermiculadas (con forma de gusanos o vermes) de color amarillo. Las aletas pectorales, pélvicas, anal y caudal presentan el extremo anterior blanco con el borde negro. Sobre sus flancos tiene pintas rojas muchas veces rodeadas por un halo azulado.

Es una creencia generalizada entre los pescadores que está desprovista de escamas. No obstante, a diferencia de los otros salmónidos, su cuerpo está cubierto de ellas, aunque son muy pequeñas.

Se alimenta de caracoles y de una gran variedad de invertebrados que pueblan los arroyos o caen accidentalmente al agua. En general los arroyos fríos de montaña tienen una fauna nutritiva muy pobre, por lo cual la alimentación, junto a las bajas temperaturas, es un determinante del limitado desarrollo corporal que alcanza esta especie y la convierte en el salmónido que alcanza menores tallas. No obstante, en la zona de Río Pico (Chubut), son frecuentes los ejemplares que superan los 4 kilogramos y se tiene información de una trucha de arroyo pescada en el lago Winter de casi 6 kilogramos que no fue homologada como récord.

Más allá de la anécdota, una de las razones por la cual no sólo las truchas de arroyo sino todos los salmónidos alcanzan tallas dignas de mención es la excelente calidad de las aguas de lagos y ríos de esa región. Esto se sintetiza en aguas puras, transparentes, con fauna nutritiva abundante y diversa, temperaturas ideales y libres de contaminación.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723