Pesca en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Pesca en Argentina
 
 
 Introducción
 Especies del Litoral
 Especies en ríos
 Especies introducida
 Equipo
 Modalidades
 Diccionario de pesca
 Buenos Aires
 Catamarca
 Córdoba
 Corrientes
 Chaco
 Chubut
 Entre Ríos
 Misiones
 Formosa
 Jujuy
 La Pampa
 La Rioja
 Mendoza
 Neuquén
 Salta
 San Juan
 San Luis
 Salta
 Santa Cruz
 Santa Fe
 Santiago del Estero
 Tierra del Fuego
 Tucumán
 
 
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Las moscas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las truchas se alimentan de insectos acuáticos y terrestres, crustáceos, moluscos y pequeños peces forrajeros, en todos sus estados y/o ciclos de vida. El pescador, mientras pone una mosca y rechaza otras, debe tener conciencia de que su elección no se trata de una cuestión de suerte o gusto personal. Por el contrario, debe interpretar correctamente el tipo de insecto que los peces están comiendo en ese momento.

 

Información general

 

A una mosca se la denomina seca cuando flota, ya sea que lo haga porque se trata de un insecto terrestre que cayó al agua o porque se trata de un insecto adulto, es decir que tiene alas. Por lo tanto, cuando pescamos con una mosca seca, debemos utilizar una línea flotante. Si la línea hunde nuestra mosca, las truchas percibirán rápidamente el engaño, ya que para ellas sucederá algo irracional. No debemos olvidar que las truchas conocen a la perfección el comportamiento de los insectos, mucho mejor que nosotros.

Un pescador pone una mosca de las denominadas ahogadas o ninfas cuando desea imitar el estado larval de un insecto que vive debajo de la superficie del agua. En estos casos, se utiliza una línea de hundimiento que profundice nuestra mosca. Este tipo de líneas poseen un peso propio que se mide en cantidad de metros a profundizar por segundos de tiempo real (metros X segundos) logrando con ello que la mosca llegue a la profundidad en que se encuentran las truchas. De acuerdo a la profundidad del cauce en donde se pesca y a su correntada, el pescador deberá inclinarse por algunas de la variedades de estas líneas.

Cuando hablamos de streamers, nos estamos refiriendo a moscas que, en realidad, imitan pequeños pececillos o alevinos que se desplazan a media agua. Para pescar con ellos, se utilizan líneas de hundimiento medio que permiten darle profundidad a nuestro engaño.


Insectos acuáticos

 

Son aquellos que poseen un origen larval que comienza en el agua y es allí donde transcurre la mayor parte de su vida: de uno a cuatro años, según el tipo de insecto. Se puede afirmar que las hembras desovan en el agua, luego los huevos eclosionan y dan origen a ninfas y larvas que viven hasta hacerse adultas. Cuando esto ocurre, ascienden a la superficie del agua y viven fuera de ella desde unos pocos días hasta algunos meses. Dentro de estos insectos se encuentran las mayflies , caddis , stoneflies , dragonflies y damselflies , además de mosquitos.

 

Insectos terrestres

 

Estos insectos que pueden ser imitados por el pescador con mosca son aquellos que viven en tierra firme y que pueden llegar a caer al agua accidentalmente y, por ello, resultan comidos por las truchas. Estas moscas imitan abejas, hormigas, avispas, gatas peludas y escarabajos.

 

Cangrejos , Pancoras y forrajeros

 

En toda la Patagonia , la presencia de cangrejos y pancoras, al igual que la de camarones, es una constante que habita todos los lagos y ríos de la región. Estas especies se desplazan en los fondos, y muchas veces buscan refugio debajo de grandes piedras. Los peces forrajeros son pequeños pececillos o alevinos de distintas especies que pasan a formar parte de la dieta de las truchas y se desplazan en la mayoría de los casos a media agua.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723