Buscar en el sitio
Información general del país
Reserva Provincial Punta Pirámide - Puerto Madryn
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
 
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
Reserva Provincial Punta Pirámide
Reserva Provincial Punta Pirámide










Reserva Provincial Punta Pirámide






























 

Esta reserva fue creada en 1974 por la Resolución Ministerial Nº 9, posee una superficie de 132 ha ., esta situado al noreste de la Provincia de Chubut, sobre el Golfo Nuevo, en la costa opuesta a Puerto Madryn, Dpto. Viedma.
 
Historia
 
La Punta Pirámide , por poseer una curiosa forma natural que recuerda a la silueta de un barco, fue utilizada durante mucho tiempo por la Armada Argentina como blanco para las prácticas de tiro con artillería pesada. Esta acción significó el desmoronamiento y destrucción de acantilados, restingas y por supuesto puso en peligro la supervivencia de la colonia de Lobos Marinos que habitan la Punta. Las poblaciones costeras de Lobo Marino fueron severamente afectadas por las grandes matanzas realizadas para obtener su cuero y su grasa. Sólo en la Península Valdés se mataron entre 1917 y 1953 más de 260.000 animales. Durante el mismo lapso el total de animales faenados en la Argentina superó el medio millón. Hoy, a más de veinte años de haberse suspendido la cacerías, se estimó la población total de la península Valdés en 15.000 animales, una cifra que en otras épocas se eliminaba en menos de una temporada de faenamiento. Las personas que se dedicaban a la caza de Lobos Marinos eran conocidos como Lobero o Foqueros. Mataban a los animales de una forma cruenta: con largos y pesados mazos de madera los golpeaban en la cabeza y la trompa hasta lograr su muerte. Evidencias de esta explotación desmedida permanecen en Punta Norte: calderas de hierro utilizadas para derretir la grasa de los animales, innumerables cueros que se encuentran entre los arbustos de la costa y millares de huesos que blanquean las playas, dan cabal idea de la magnitud de las matanzas.
 
Fundamentos de su creación
 
Proteger uno de los más destacados apostaderos y lugar de cría de Lobos Marinos de un pelo, de la Península Valdés
 
Distancia desde localidades cercanas
 
Desde Buenos Aires a Puerto Madryn: 1.400 km . Desde Puerto Madryn: 104 km . Desde Puerto Pirámides: 3 km .
 
Bioma
 
Litoral Atlántico Patagónico y Estepa Patagónica.
 
Descripción general
 
En Punta Pirámide se encuentra una de las más destacadas colonias de cría y apostadero del Lobo Marino de un pelo, de la Península Valdés. Dada la facilidad de acceso que posee, y por su cercanía a las ciudades de Puerto Madryn y Puerto Pirámide  se trata de uno de los sitios de la Península más visitado. La llamada Punta Pirámide se encuentra en una zona con acantilados de moderada altura y una costa recortada y sinuosa. El suelo está compuesto por elementos arcillosos, con areniscas, fósiles y cantos rodados y está cubierto por una vegetación baja y achaparrada. La humedad es muy baja y las lluvias se registran mayormente en invierno. El excelente punto de vista panorámico que se tiene desde la parte superior del acantilado, por donde accede el turista, permite una fácil y apasionante observación de la colonia de cría de los Lobos. Esta se ubica varias decenas de metros más abajo, sobre una amplia plataforma rocosa que queda al descubierto durante la bajamar. Lo que llama inmediatamente la atención al visitante de la Reserva , es el bullicio producido por los bufidos de los machos reproductores peleándose entre sí, el grito de las crías, que semeja al balido de una oveja, y las voces de las aves marinas que rondan incesantemente la colonia. Si se observa con atención se podrán distinguir a simple vista: los machos, de abultado cuello (mal llamado "melena") y color marrón oscuro; las esbeltas hembras, un tercio más pequeñas que ellos, de un bello color marrón claro, casi dorado; y acompañando a sus madres, las pequeñas crías de un negro oscuro, que gritan sin descanso y soportan los embates y corridas de los gigantescos machos en plena lucha territorial. También se distinguen claramente los "harenes"de hembras, en cuyo centro se yergue el macho dominante, en alerta permanente ante las intenciones de otros machos de arrebatarle sus hembras. Una variada fauna marina acompaña a la Lobería : Gaviotas, Petreles y Palomas Antárticas se alimentan de los restos de placenta y crías muertas. Durante la bajamar, quedan expuestas las restingas, que se pueblan de aves marinas y costeras, como los Ostreros, Gaviotas Cocineras y de Capucho Café, Gaviotines, entre muchas otras. Las abrigadas caletas que forman los acantilados son también seguro refugio para las Ballenas Francas. En las inmediaciones de la Reserva suelen ser vistos numerosos Guanacos y Choiques, mientras que los matorrales son habitados por una multitud de animales, como Martinetas, Maras, Zorros, Zorrinos, Piches, etc.
Viajoporargentina - Información Turística sobre la República Argentina
© 2003 - Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723