Parques Nacionales en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Area Natural Sierras de Guasayán - Santiago del Estero
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
 
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
Area Natural Sierras de Guasayán
Area Natural Sierras de Guasayán

 

 

 

 

 

 

 

Area Natural Sierras de Guasayán

 

 

 

 

 

 

 

Area Natural Sierras de Guasayán

 

 

 

 

 

 

 

Area Natural Sierras de Guasayán

 

 

 

 

 

 

 

Area Natural Sierras de Guasayán

 

 

 

 

 

 

 

Area Natural Sierras de Guasayán

 

 

 

 

 

 

 

Area Natural Sierras de Guasayán

 

Está ubicado al oeste de la provincia de Santiago del Estero, a 63 Km de la ciudad de Santiago del Estero.

 

Descripción

 

Esta ubicada al oeste de la Provincia de Santiago del Estero, Dptos. Guasayán y Choya y posee una superficie de aproximadamente 60.000 ha

 

Historia

 

La Sierra de Guasayán cobra relevancia histórica desde el momento en que ha sido el marco de numerosas acciones humanas. Originariamente poblada por grupos aborígenes parientes de los diaguitas, fue escenario de las encarnizadas luchas entre conquistadores y nativos.

De acuerdo a referencias históricas por aquí pasó, a comienzos del año 1544, la expedición del adelantado español Diego de Rojas, proveniente del Alto Perú y en busca de la legendaria Ciudad de los Césares.

En un enfrentamiento con los indígenas de la Sierra , ocurrido en la Quebrada de Maquijata, el Capitán Rojas recibió un flechazo en la pierna al que no le dio importancia. Aparentemente, la flecha poseía un poderoso veneno que acabó con la vida del conquistador luego de varios días de dolorosa agonía. Fue enterrado en la zona vecina a la actual localidad de Maquijata,

Departamento Choya. Ya en el año 1965 el santiagueño Ledesma Medina elevó, a las autoridades provinciales de turno, la propuesta de protección de los valiosos recursos culturales y naturales de la Sierra.

 

Distancia

 

Desde la ciudad de Santiago del Estero: 63 km

 

Descripción general

 

En la inmensa llanura santiagueña, se destaca entre las pocas elevaciones del terreno, la Sierra de Guasayán. Al acercarse, llama la atención la exuberancia de la vegetación. Su color verde intenso la destaca de los llanos circundantes, agobiados por el calor y la sequía.

La razón principal de su benigno clima es la abundancia de agua que surge de manantiales y forma pequeños arroyos en las profundas quebradas.

Este microclima se ve beneficiado además, por los vientos húmedos provenientes del este, que son interceptados gracias a la considerable altura de la Sierra ( 700 metros sobre el nivel del mar). La bondad de la zona, que se levanta como un vergel en el desierto, la ha hecho refugio del hombre desde tiempos prehistóricos. Numerosas etnias aborígenes dejaron sus testimonios culturales a través de petroglifos. Por allí pasaron los primeros conquistadores españoles provenientes del Alto Perú, en busca de la legendaria Ciudad de los Césares.

En la actualidad, la población de las sierras desciende de aquellas numerosas corrientes civilizadoras. El paisaje está conformado por elementos botánicos y zoológicos característicos del Chaco Serrano. Asimismo, merced a la cercanía con las sierras de la vecina provincia de Tucumán, recibe una marcada influencia de las selvas del noroeste o Yungas, pudiéndose hallar en Guasayán especies propias de ese ambiente. Las laderas de la Sierra poseen distinta inclinación. Las que miran al este son más abruptas, mientras que las del este se confunden en un suave declive con los llanos catamarqueños.

Densos bosques cubren los faldeos, llamando la atención la abundancia de plantas epífitas, como Claveles del aires y Cactus de numerosas especies, que se sostienen sobre los troncos y ramas de grandes árboles.

En el sotobosque se encuentra una sorprendente variedad de helechos, que junto a lianas, enredaderas, hierbas y arbustos le dan un singular aspecto selvático. Entre los árboles se destacan: el Horco quebracho, el Cebil que aprovecha las laderas y quebradas más húmedas, el Viraró Colorado, el Yuchán o Palo Borracho de Flor Amarilla de vistosas flores blanco-amarillentas y grueso tronco verde y espinoso (es posible hallar ejemplares de gran diámetro) y el Guayacán, además de otras especies. En los soleados paredones verticales de roca color rojizo, se aferran bromeliáceas junto a una singularidad botánica, una compuesta descripta en el año 1982 que se considera endémica de estas serranías.

La Sierra brinda refugio a determinadas especies de aves que no se encuentran en el resto de la provincia. Especies típicas de las Yungas encuentran aquí su ámbito familiar, como el Colibrí Blanco y del Fío Fío Corona Dorada, entre otras. Los anfibios serranos también ocultan sorpresas.

Un escuercito, fue descrito como especie nueva para la ciencia en el año 1985, en base a un ejemplar hallado en el Arroyo Casa del Tigre, que surca por el sur la Sierra de Guasayán.

Hasta el momento, esta localidad es la única conocida para la especie. La compleja y confusa situación catastral y la numerosa población que ocupa desde tiempos virreinales la gran mayoría de la sierra, hacen en extremo difícil la concreción de un área protegida de grandes proporciones. Asimismo existen sectores en gran parte modificados por tala, extracción de leña y pastoreo del ganado caprino, que predomina en la zona.

La fauna silvestre se ve muy perseguida y los mismos pobladores admiten su progresiva disminución. Quizás una de las posibilidades de conservar la particular naturaleza de la zona sea a través de la concreción de un sistema de pequeñas Reservas Privadas

 

Itinerarios

 

A la Sierra de Guasayán se puede llegar cómodamente por rutas pavimentadas. La principal vía de acceso la constituye la Ruta Nacional No. 64 que une la capital de Santiago del Estero con la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, capital de la vecina provincia homónima. Desde el punto mencionado pueden tomarse dos vías.

La primera consiste en tomar el desvío al sur, antes de llegar a la Sierra , a la altura de la localidad de Santa Catalina. A partir de ese punto se toma la ruta Provincial No. 24 que pasa por las localidades de Sol de Mayo y Villa La Punta. Desde esta ruta podrá disfrutar de una bella visión de la sierra, desde la llanura circundante.

En las localidades mencionadas funcionan modestos hoteles y paradores donde podrá adquirir productos regionales. La segunda vía consiste en continuar por la Ruta 64, cruzando transversalmente la serranía.

A lo largo del recorrido, nos llamará seguramente la atención, el verdor de los paisajes de magnífica belleza, en un marco de tupidos bosques de aspecto selvático. La ruta con numerosas curvas y contra curvas, discurre entre cerros, quebradas y rojizos paredones que caen a pique. Existen asimismo, caminos vecinales secundarios que podrán recorrerse con un vehículo apropiado.

En las cercanías de Villa La Punta se encuentra un camino de tierra que no dará una visión más íntima y agreste de la Sierra. De vez en cuando se ven humildes ranchos y rebaños de cabras. Los tupidos bosques de las quebradas albergan a numerosas aves silvestres, atractivas para los observadores y naturalistas. Superado el punto de mayor altura de la sierra, se observa hacia el oeste el suave declive de la misma y el cambio abrupto de la vegetación. Luego de unos 30 kilómetros , el camino se conecta con la Ruta 64.

Viajoporargentina - Información Turística sobre la República Argentina
© 2003 - Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723