Turismo Aventura en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Montañismo en Argentina
Villa Carlos Paz - Córdoba
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
El paraíso de los escaladores en Los Gigantes
Los Gigantes

 

 

Los Gigantes

 

 

Los Gigantes

 

 

Los Gigantes

 

 

Los Gigantes

 

 

Los Gigantes

 

 

Los Gigantes

 

Como preciado tesoro de la Pampa de Achala, llegando por la ruta 28 a escasos 30 km de Tanti, centinelas de la belleza cordobesa, se levantan Los Gigantes (2374 msnm). Esta masa granítica de caprichosas formas es actualmente el lugar elegido para que escaladores en roca de todo el país debuten o practiquen sus mejores técnicas.

 

En la base aparece la Iglesia de la Virgen del Valle, fundada por padres franciscanos, y la escuela rural albergue fundada por el Fray Antonio Bustamanate en 1968. Más allá, dos lugares de encuentro obligado: Los refugios La Rotonda , de la tradicional familia Pedernera, morada tiempo atrás de celebridades como Quinquela Martín, Enrique Muiño, Marcelo T. de Alvear e Hipólito Yrigoyen, y Villa Amelita (CACP). Sus responsables colaboran con la misión de cuidar el lugar y orientar a los visitantes.

 

Para los más intrépidos, ascendiendo a los 2100 m , estarán para su cobijo los refugios de montaña de los clubes andinos de Carlos Paz y Córdoba, éste último dueño de un ambicioso emprendimiento de reforestación. El lugar también brinda espejos verdes para que se instalen carpas y la aventura sea decididamente natural.

 

Por experiencia propia, el equipo se recomienda que, en la primera visita, un guía oriente la observación. De esta manera no se escapará del asombro de todos, las mil formas y rincones escondidos que este especial lugar tiene para disfrutar.

 

Saliendo de La Rotonda , el rozado sendero alienta la admiración a cada paso. Las grandes rocas, con sus impertinentes formas y bautizadas según las mismas, nos conducen hacia las cumbres superiores. El Pollito, el Indio, el Hornito y el Gorila son protagonistas de aquellas imágenes inconfundibles del lugar.

 

Un camino propicio para el trekking es hacer la cumbre del supremo Cerro Mogote (casi 2400 m ) y luego visitar en el Cerro de La Cruz ( 2260 m ).

 

Estos puntos máximos intercalan hermosas cascadas: descubrirlas es un suceso especial. La Cueva del Hornito, la de la Salamanca y la de los Pájaros son perlas del paisaje. Dentro de ellas, la temperatura, las vitales formas vegetales y cascaditas plateadas dan un respiro de lujo a la larga caminata.

 

Desde la cima del Mogote, sentados tal vez en el mojón, la vista es estratégica: las imponentes Pampas de Achala, de San Luis, de Pocho, el majestuoso Champaquí, el valle de Punilla en su esplendor. Muy cerca una custodiada construcción de piedra, propiedad de un particular, llama la atención: en tanta naturaleza, más de ocho candados salvaguardan su puerta.

 

La práctica de la escalada en roca se centra en el Cerro de La Cruz , colgados de delicadas sogas cientos de jóvenes desafían la verticalidad y son simbióticos personajes de la gran mole de piedra.

 

Se puede acceder a la cumbre también caminando o, mejor dicho, dando parte a las mil destrezas que un intrépido turista puede realizar. No viene mal un poco de adrenalina.

 

Se pueden divisar desde allí los cerros Pan de Azúcar y el Uritorco, el lago San Roque, el Dique Los Molinos y, en días claros, las ciudades de Carlos Paz y Córdoba.

 

Nos comentaba Adrián, nuestro guía de La Rotonda , que el Cerro de La Cruz debe su nombre a unas grietas de su cara oeste y no así a la estructura que recibe a los que trepan venciendo viento y temor. Además agregaba que Los Gigantes está considerado uno de los tres centros de escalada en roca más importantes de la Argentina , junto con los australes cerros Catedral y Fitz Roy.

 

Las quebradas y toboganes que se intercalan protegen tabaquillos, pajonales, helechos, romerillos y peperinas, y se escapan de nuestra vista lagartijas, ranitas de colores, pájaros y liebres.

 

Otros paseos esperan pasos inquietos: la excursión al Valle de los Lisos, la Cascada del Pesebre (precioso salto de 8 metros que alberga más abajo la imagen de la Virgen María Auxiliadora), La Lucila (yacimiento de feldespato), la Quebrada de Anselmo y los cajones superiores del Yuspe para darse un chapuzón.

 

Los Gigantes nos recuerdan esas y otro millar de palabras que quienes gozamos con el viento y el sol en la cara, con la fatiga dulce del peregrino y el hallazgo de nacientes senderos buscamos entre sus peñones la renovación de nuestro espíritu.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723