Turismo Aventura en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Montañismo en Argentina
El Chaltén - Santa Cruz
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
El Fitz Roy y las agujas de piedra, el desafío para el andinista
Cerro Fitz Roy

 

Cerro Fitz Roy

 

Cerro Fitz Roy

 

Cerro Fitz Roy

 

Cerro Fitz Roy

 

Cerro Fitz Roy
 

Sus picos como agujas de piedra lo distinguen en cualquier foto o postal sobre montañas que circule. y, justamente, por su forma caprichosa, no pocos andinistas se acercan cada año hasta su base, para poder subirse hasta la cumbre.

 

Los indios tehuelches lo llamaban "Chaltén", es decir "montaña que fuma", porque su pico se encuentra generalmente tapado por nubes y daba la impresión de ser un volcán en actividad. Hoy, este desafío para andinistas y turistas, es llamado Fitz Roy.

El monte forma parte, como el Glaciar Perito Moreno, del Parque Nacional Los Glaciares. Para llegar hasta él hace falta trasladarse hasta El Chaltén, ubicado a sus pies y a pocos kilómetros de la frontera con Chile. El Chaltén es el pueblo mas joven de la Argentina y fue creado para reafirmar la soberanía del país sobre los hielos continentales de la zona.

 

Mitos, leyendas e historia de la zona
 

Las evidencias de huellas aborígenes en la zona de El Chaltén, al noroeste del Lago Viedma, son pocas. Pero la mitología tehuelche cuenta que el joven Elal, huyendo de las iras de su padre, llegó a la cúspide de un cerro a lomo de un cisne. Después, demoró cuatro días en descender. En el trayecto fue atacado por Shie y Kokesne, espíritus de la nieve y el frío, los ahuyentó con el fuego creado al golpear los pedernales. Venció con ingenio todas las dificultades que se le presentaron, hasta llegar al pie de la montaña. Allí lo recogió un grupo de hospitalarios tehuelches con los que convivió hasta convertirse en un hombre.
En agradecimiento, les enseñó el uso del arco y la flecha y la forma de encender el fuego. Desde entonces, ese hermoso cerro se llamó Chaltén o "montaña que humea", por el efecto que producen los vientos al empujar las nubes, y fue considerada sagrada por los tehuelches. Hoy es el símbolo principal en el escudo de Santa Cruz.

 

En 1877, el perito Francisco Moreno, en una expedición de exploración por los lagos Argentino, Viedma, del Desierto y San Martín, divisó un cerro, el Chaltén. Y, después de reconocerlo, lo llamó Fitz Roy en homenaje a este eminente explorador de las costas magallánicas.

 

A fines del siglo XIX, nuevamente al mando del perito Moreno, se realizó otra expedición a esta zona con el fin de marcar las líneas limítrofes con Chile. Este grupo estaba formado por nórdicos y alemanes, habituados al clima riguroso de estos confines del mundo. Ellos fueron los pioneros del lugar, fundando las primeras estancias alrededor del Lago Viedma.
Después se realizaron otras expediciones al Chaltén. Una de ellas, al mando del salesiano Alberto de Agosti, llegó por un alto valle hasta el hielo patagónico.

 

En 1937 se creó el Parque Nacional Los Glaciares, en el que quedaron integrados el Cerro Torre y el Fitz Roy, (límite septentrional del Parque). Después de haberse explorado cada rincón de estas tierras, nacía un nuevo desafío: conquistar estos dos cerros. Eran imponentes y no sería fácil escalarlos. Tras algunos intentos desafortunados, una expedición de alpinistas franceses llevó a dos de sus hombres, Lionnel Terray y Guido Magnone, a la cumbre del Fitz Roy en 1952; y en 1970 el italiano Maestri, supera las dificultades rocosas del Cerro Torre.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723