Turismo en Mendoza , Argentina
Buscar Informacíon
Información general del país
Mendoza
 
   Mendoza
   Uspallata
   Tunuyán
   San Rafael  
   Gral. Alvear
   Malargüe
   Tupungato
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
 
Por la avenida San Martín
Transporte en Mendoza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Alameda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Av. San Martín

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Av. San Martín de noche

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pasaje San Martín

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Av San Martín

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario Los Andes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Edificio Gomez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mendoza a la noche

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bodegas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bodegas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Iglesia San Vicente Ferrer

 

Recorrido por la calle que mejor refleja la vida urbana. Se inicia en la Alameda , pasa por el centro comercial, luego por importantes bodegas y llega hasta la animada plaza de Godoy Cruz, o empalma con el , hasta Luján y Chacras de Coria.

Paseo en auto, para realizar en cualquier época del año. Hasta la plaza de Godoy Cruz tiene una duración de 30 minutos; considere posibles paradas.

 

Origen de la Calle

 

Esta larga avenida -la más representativa de Mendoza- integra, en 7 km de desarrollo, las áreas urbanas de la capital provincial y las cabeceras departamentales de Las Heras, al norte, y Godoy Cruz, al sur.

Es el eje vertebral que dio a la ciudad su forma lineal durante cuatro siglos. No fue creada por un proyecto urbanístico, sino por el diario vivir de sus habitantes.

En su origen fue un cauce seco y, durante la primera centuria colonial, recibió el canal Tajamar, que dio agua a las tierras agrícolas de la ciudad. Por ella se movió el tránsito que llevaba a varias propiedades rurales; se prolongaba al sur hacia el valle de Uco y al norte hacia San Juan y el paso principal a Chile.

Su antiguo nombre, calle de San Nicolás, data de mediados del siglo XVII, cuando el rico terrateniente Juan Amaro y Ocampo donó a los agustinos su extensa propiedad de El Carrascal (actual sector plaza Independencia) para construir un convento advocado a San Nicolás de Tolentino.

Su concreción demoró diez años y, aunque finalmente fue dedicado a Santa Mónica, el nombre de San Nicolás prosperó en la memoria colectiva para designar a la hacienda agustina y a la calle.

En 1883 recibió el nombre de General San Martín, en honor a este prócer que vivió en Mendoza, lugar en que fue Gobernador Intendente de Cuyo (1814-1816) y donde preparó la campaña libertadora de Chile y Perú. Hoy es la principal avenida del Gran Mendoza.

El primer tramo (norte) es La Alameda

 

La Alameda

 

Conforma un pintoresco lugar con un paseo peatonal que durante todo el año tiene un colorido mercado de flores (esquina Alberdi). También concentra negocios de venta de ropa, perfumería y textiles, la mayoría de comerciantes árabes.

Fue el tradicional paseo público de la ciudad, desde el siglo pasado hasta las primeras décadas del actual. Como su nombre lo indica, era uno de los espacios públicos de moda en el ochocientos, con agua y árboles.

La Alameda fue comenzada en 1808 en una calle marginal que tenía rústicas pulperías y reñideros de gallos.

El paseo se trazó según el modelo del Tajamar de Santiago de Chile. En 1814, San Martín lo prolongó dos cuadras y mandó a plantar en él dos líneas centrales de álamos, traídos seis años antes de Italia por Juan Cobo.

Completada con bancos y flores, esta Alameda se convirtió en uno de los paseos públicos más bellos de Sudamérica tanto que, en 1820, Bernardo O'Higgins llevó álamos de Mendoza para embellecer la de Santiago, que desde entonces se llamó Alameda de las Delicias.

En 1852, la calle lateral (hoy Remedios Escalada de San Martín) era la única cancha de carreras cuadreras habilitada cerca de la ciudad.

En ella se reunía una selecta concurrencia, que también llenaba las 90 mesas del Café de la Concordia , el primero que siguió el tipo parisino, inaugurado allí el mismo año.

El valor de la Alameda como tramo principal de la calle persistió hasta la década de 1880, cuan do comenzaron a edificarse valiosos edificios más al sur, en la nueva ciudad posterremoto.

Por esos años la calle fue ensanchada y el paseo desplazado al costado este, sobre el canal. Los primeros álamos se sustituyeron por carolinos y éstos, hacia 1914, por las magníficas tipas (Tipuana tipus) que hoy, en primavera, tapizan el suelo con miles de pequeñísimas flores amarillas.

Actualmente el paseo se encuentra desvirtuado, con el canal entubado bajo el suelo. Reconociendo los valores ambientales del lugar, la municipalidad se prepara para una gran intervención que la pondrá otra vez en un lugar de importancia.

En su recorrido (calle lateral Remedios Escalada 1855), en el solar donde el general San Martín pensó construir su casa, se encuentra el edificio que alberga la Biblioteca General San Martín y el Museo Sanmartiniano , organizado y custodiado por la Asociación de Damas Pro Glorias Mendocinas, descendientes de las patricias que bordaron la Bandera de los Andes. Conserva una interesante colección, en especial de muebles, objetos, retratos, armas y trajes de época. En el extremo sur (calle Córdoba) está el monumento a Fray Luis Belt rán, encargado de la maestranza del Ejército Libertador en el campo de El Plumerillo.

Desde la calle Córdoba hacia el sur se inicia otro tramo conocido como El centro

 

El centro

 

Se extiende por diez cuadras hasta Av. Colón. Reúne un variadísimo comercio, en edificios de distintas épocas. La mayor parte de las antiguas construcciones ha sufrido grandes remodelaciones, pero en sus pisos altos, éstas aún muestran elaboradas fachadas de fines del siglo XIX o principios del siglo XX, con molduras y balcones que convivieron con pavimentos adoquinados, coches de plaza, tranvías a caballo e iluminación a gas de petróleo.

Destacan el Pasaje San Martín (1927) y la ex sede del Jockey Club (1914-23). Los modernos edificios y las galerías comerciales que atraviesan las manzanas son el nuevo signo del pujante centro comercial, que tiene su centro en el «km 0» (esquina Peatonal Sarmiento). Allí se abre una agradable perspectiva al oeste, hacia la plaza Independencia.

Continuando hacia Godoy Cruz se atraviesa un sector cambiante y de múltiples actividades. El primer tramo se urbanizó en las décadas del 40 y 50, cuando desapareció la Quinta Agronómica para recibir, hacia el oeste, el Centro Cívico .

En la zona se destacan la Subsecretaría Provincial de Turismo y en el subsuelo esta el Mercado Artesanal

 

Pasaje San Martín
 

Está ubicado hacia el 1100, esquina noroeste Su torre de siete pisos, levantada en 1927, representó durante casi 30 años el hito del progreso mendocino. Fue la primera galería comercial con edificios de departamentos de la ciudad que seguía la moda de otros grandes pasajes comerciales de la época, como el Vittorio Emmanuele II, en Milán. No deje de entrar a conocer los bellísimos vitrales importados de Francia, que en forma de bóvedas y cúpula cubren luminosamente los corredores.

Fue proyectado con cimentaciones especiales y estructura de hormigón armado. En un comienzo, la gente se resistió a habitarlo por temor a los temblores. Por ello, sus primeros usuarios recibieron tres meses de alquiler gratis y, aun así, los últimos pisos permanecieron desocupados por años.

En 1954 se levantó en la esquina opuesta la esbelta torre de 34 m del Edificio Gómez

 
Edificio Gomez
 
Su silueta es un punto tradicional de la ciudad de Mendoza y es un proyecto del arquitecto Manuel Civit realizado en 1954 , hoy es referente del popular Km o mendocino y esta iluminado con un hilo de luz que hace que se esbelta figura resalte en la noche

 

Diario Los Andes
 

Esta ubicado en Av. San Martín en 1049 y es sede del tradicional matutino mendocino, de aspecto elegante y excelente construcción.

Su principal valor reside en su sistema «contra temblores». Fue la primera casa de hormigón armado de la ciudad, realizada en 1907 por la Constructora Andina , que construyó otros interesantes edificios. Esta casa también inició en Mendoza una serie de importantes residencias, derivadas del «petit-hótel» porteño, más altas, compactas y protocolares que las tradicionales con patios. Perteneció a la familia Serú.

 

ACA (Automóvil Club Argentino)
 

Se encuentra ubicado en esquina con Amigorena. Durante su construcción, en 1938, la imagen debió parecer escapada de una historia futurista. Fue proyectada en Buenos Aires de acuerdo con la vanguardia del racionalismo alemán.

 

Iglesia de los Jesuitas
 

Situada en la esquina con Av. Colón, su noble mampostería integra un antiguo convento y un templo, levantados entre 1878 y 1908 por el arquitecto belga Urbano Barbier. La orden jesuita, una las más activas de la Contrarreforma y la evangelización americana, se estableció en Mendoza en 1608, difundiendo desde aquí su fecunda labor hacia Cuyo. Su primer templo y principal residencia, así como la prestigiosa escuela y colegio, se hallaban frente a la Plaza Mayor , hoy Pedro del Castillo. En 1767, la orden fue expulsada de los territorios españoles por orden del rey Carlos Ill y volvió a establecerse en la ciudad en 1878.

Ese año, Vicente Pescara y su señora donaron a los jesuitas el solar que actualmente ocupan, donde construyeron una capilla, hoy salón de actos de la residencia. Diez años más tarde comenzaron a construirse las principales obras: el bello altar neobarroco, dorado a la hoja, data de 1913; en la década de 1930 se levantó el tradicional Colegio San Luis Gonzaga , para varones, ubicado sobre la Av. Colón.

Frente a la iglesia, de estilo neorrománico, se levanta el monumental edificio del Correo Argentino

 

Correo Argentino
 

Es un excelente edificio construido por la Constructora Crocco e inaugurado en 1951. Incorporó modernas tecnologías que causaron asombro en la época. Las enormes vidrieras inglesas fueron traídas como grandes elementos ya armados, desde su fábrica en la India. La obra fue parte del Plan Quinquenal del gobierno de Faustino Picallo.

Retroceda cuatro cuadras por la Av. San Martín en dirección al norte, para visitar la Peatonal Sarmiento

En ese tiempo, también se levantaron los últimos viñedos para lotear el Barrio Bombal, hoy uno de los sectores residenciales más cotizados.

Este tramo alberga la sede central del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Nº 400)

Fue situado en Mendoza porque ésta es la principal provincia productora de vino del país, así como la más tradicional.

En la cuadra siguiente se ubican las empresas que proveen servicio eléctrico:

 

Agua y Energía y E.M.S.E.

 

La electricidad fue la gran incorporación urbana hacia 1910 y, dos años más tarde, la empresa Luz y Fuerza, de José Orfila, construyó sus instalaciones (en San Martín 285), desde cuyos galpones de hierro salían los tranvías. Con automóviles, tranvías e iluminación eléctrica, la calle adquirió en la segunda década de este siglo una inusitada dinámica.

Entonces se levantaron en la vecindad varias casonas, algunas opulentas, hoy ocupadas por clínicas privadas e institutos de enseñanza.

Los factores que más contribuyeron a la integración urbana de Godoy Cruz y Mendoza fueron las bodegas vitivinícolas, de inmigrantes italianos y españoles. Las más importantes aún pueden verse:

 
Bodega Arizu
 

San Martín al 1500, Godoy Cruz, no se visita.) La empresa fue iniciada por el inmigrante vasco español Balbino Arizu , quien trajo de su tierra los secretos para elaborar buen vino. Los crueles inviernos europeos de 1880 y 1882 y los conocimientos de Bernardino Izuel sobre la zona, otro destacado pionero, lo alentaron a viajar a esta provincia y establecerse en 1883. Trabajó en la bodega de José Corominas y, al año siguiente, cuando sus hermanos Clemente y Sótero estaban recién llegados, se trasladó a la bodega de Tiburcio Benegas (gobernador entre 1887-89). Poco después alcanzó la prosperidad, al alquilar una viña y una bodega donde elaboró su propio vino. En 1888 nació la primera Sociedad Arizu Hermanos y, en 1907, la Sociedad Anónima , por acciones de Bodega Arizu.

 

Ex Bodega El Globo
 

Esta en la Av. San Martín Nº 100, esta bodega fue hacia 1920 fue el establecimiento más importante del país y uno de los más grandes del mundo. Su fama era tan reconocida que en 1924 mereció la principesca visita de Umberto de Saboya , heredero al trono de Italia. El acontecimiento fue uno de los eventos sociales más brillantes de la época.

En la actualidad, parte de sus naves han sido recicladas en un imponente lugar. En el interior hay patios con otras antiguas naves y colosales piletas de vino, algunas con trabajados frentes de impecable mampostería o pulidos revoques. La fachada que mejor se mantiene corresponde al acceso principal, sobre la calle Rivadavia, de dirección contraria al giro permitido. Para aproximarse, deberá avanzar media cuadra a pie.

La bodega estaba unida al ferrocarril, a las viñas y al canal de riego y tenía una importante casa patronal. La empresa fue iniciada por Antonio Tomba , nacido en el norte de Italia y establecido en Mendoza en 1884, donde se dedicó a la vitivinicultura. La primera sociedad, Antonio Tomba y hermanos, se formó en 1895. La segunda, sólo entre Antonio y su hermano Domingo, en 1899. A la muerte del fundador, este familiar continuó el manejo del establecimiento.

En la primera década del siglo, los vinos producidos aquí obtuvieron importantes premios en exposiciones europeas (París, Londres y Milán). Su propietario fue condecorado -Caballero de la Orden del Trabajo» y -Caballero de la Corona de Italia», por el mismo rey. En 1908, un perjudicial escándalo, suscitado por reclamos de herencia, terminó con la empresa.

Continúe hasta la calle Lavalle. Allí puede girar a la izquierda para visitar la Plaza Godoy Cruz

 

Plaza Godoy Cruz
 

Animada y llena de vida, asumió el carácter de núcleo cívico y religioso que perdió la plaza de Mendoza con el terremoto de 1861. Es centro de la ciudad de Godoy Cruz y cabecera departamental. En la vereda sur se encuentran la Iglesia de San Vicente Ferrer y el Palacio Policial .

Juntos, forman un magnífico conjunto arquitectónico, representativo de la prosperidad y cosmopolitismo urbano en la era de la inmigración. La iglesia fue realizada entre 1906 y 1912, con activa participación del presbítero Cleto Zabalza y el vecino y bodeguero Balbino Arizu, quien representaba a una comisión.

En el siglo XVII, la orden de Santo Domingo tenía una chacra en las propiedades, desde donde se evangelizaba el territorio. No obstante, la primera Veneración a San Vicente se realizó en un oratorio familiar levantado en 1753 por don Tomás Coria, descendiente del capitán español Juan Coria y Bohórquez, en su estancia. El lugar se convirtió en el núcleo generador de la actual población.

En 1805, aún subordinada a la diócesis de Santiago de Chile, la capilla fue designada Parroquia , donde funcionó una escuela de primeras letras que, más tarde, se transformó en colegio. El nombre de San Vicente designó la villa y el territorio hasta 1899, cuando ambos tomaron el de Belgrano. En 1910 éste fue sustituido por el de Godoy Cruz, en homenaje al representante de Mendoza en el Congreso de Tucumán y gobernador provincial (1820-1822).

Gire alrededor de la plaza y continúe por la calle Colón hacia el sur. A 700 m doble a la derecha por calle Ceretti, para observar la sede de IMPSA

 

IMPSA (Industrias Metalúrgicas Pescarmona S.A.)
 

Visitas solamente a la Planta II , Es una gigantesca empresa creada en 1907, hoy dedicada a proyectos, obras y provisión de equipos de alta tecnología en el país y el extranjero. Entre sus realizaciones hidromecánicas en el país figuran El Chocón, Los Reyunos, Ullum, Río Grande, Cabra Corral, Futaleufú y Agua del Toro. En energía nuclear, ha fabricado principales componentes de la Central Nuclear Argentina Atucha II.

Comprende dos plantas industriales: Planta I (1943) y Planta II (1978). Esta última cubre 21 ha con un complejo industrial notable, diseñado en función de los elementos de mayor envergadura, como grandes turbinas hidráulicas y reactores nucleares de primera y segunda generación. Vale una visita.

Vuelva a Av. San Martín y pro siga rumbo al norte para girar a la derecha en la esquina del Hospital Español (N° 965), cuyo edificio neocolonial es obra del arquitecto Raúl J. Alvarez.

Más adelante llegará a la Bodega Escorihuela

 

Bodega Escorihuela
 

El ingreso constituye uno de los lugares más evocativos de la actividad vitivinícola de fin de siglo. Su pequeña plazoleta, antes sólo enmarcada por los soberbios muros de ladrillo de la bodega y hoy rodeada por un barrio de la ciudad, conserva bastante el ambiente de 1900, cuando los carros vendimiadores se reunían allí para descargar las abundantes cosechas en los lagares.

La empresa nació en 1884, fundada por los inmigrantes españoles Miguel Escorihuela Gascón y José Diaz Valentin.

En esta bodega finaliza el Paseo. Para regresar al centro retome la Av. San Martín hacia el norte. Desde aquí puede empalmar con el Paseo a Luján y Chacras de Coria.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723