Iglesia de La Merced
 

Ocupa el solar asignado a la orden mercedaria cuando se fundó la ciudad (1591). Los predios de las tres órdenes religiosas que se establecieron primero (mercedarios, dominicos y franciscanos), tienen una disposición en aspas de molino, alrededor de la plaza central.

Se conservan ruinas de la iglesia colonial, destruida en el terremoto de 1894. La actual data de principios de siglo. En su atrio se levanta un monumento a Francisco A. Ortiz de Ocampo, primer general de la revolución y gobernador de La Rioja.