Casa de Gobierno
 

Por su estilo pone una nota de pintoresca hispanidad, con el ordenado volumen del tejado rojo y el gran portal, que de noche destaca por una iluminación efectista . Fue proyectada en estilo neocolonial por el arquitecto Arturo Ocampo y construida en 1937 por la Dirección Nacional de Arquitectura. Marcó el inicio del programa para modernizar la fisonomía de la ciudad, que incluía la construcción de la estación ferroviaria y el pavimento de las calles céntricas, en reemplazo del tradicional empedrado.

En el costado opuesto de la plaza destaca una recova neoclásica, una de las imágenes más representativas de la ciudad: es la sede del Club Social que, hasta promediar la década de 1940, fue el centro de la vida social de las tradicionales familias riojanas, lugar de tertulias, de importantes recepciones y de celebración de fiestas patrias con bailes de gala. Bajo la arquería junto a la vereda, sus miembros tomaban el vermouth durante las retretas dominicales en la plaza. Hoy, su confitería, abierta al público, es una simpática opción para detenerse a mirar a la gente mientras toma un buen vino Riojano.

A principios de siglo funcionó aquí la Escuela de Aplicación do Varones, anexa a la Escuela Normal. Cuando estas instituciones tuvieron una nueva sede, el edificio fue cedido al Club Social (1908). La vigencia de la cesión está condicionada a su use por esta entidad. En caso contrario volverá a propiedad del Estado.