Turismo en Jujuy , Argentina
Buscar Informacíon
Información general del país
Tilcara - Jujuy
 
   Jujuy
   Yavi
   Tilcara
   La Quiaca
   Humahuaca
   Purmamarca
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
 
Historia de Tilcara
 
 
 
 

Desde la llegada de los españoles, y a partir de la construcción de la iglesia, se fue delineando el pueblo, asentado en la parte inferior de la cuenca del río Huasamayo. Este se origina en la falda de la sierra de Tilcara, a 2.900 m .s.n.m., y en su tramo medio permite cultivos de regadío que aprovechan los bancales construidos en tiempos prehispánicos.

Más abajo, el cauce se encajona al atravesar un paredón de montaña de rocas duras, lugar imponente que ha recibido el sugestivo nombre de Garganta del Diablo. Hasta allí se llega por un camino de cornisa desde donde se puede apreciar un largo tramo de la quebrada.

Tilcara se asentó sobre el último tramo del río Huasamayo, en cuyo centro se levanta un conoide torrenticio de tamaño verdaderamente colosal: 1,5 km de largo y 110 m de desnivel. Su ubicación es excepcional pues es el único pueblo de la quebrada que se encuentra en la banda oriental del río.

El nombre Tilcara recuerda a la parcialidad indígena que allí habitó y que levantó la fortaleza más importante del lugar. En 1593, Francisco de Argañaraz y Mujia, fundador de la ciudad de San Salvador de Jujuy, se adjudicó la encomienda de Tilcara y ésta pasó a manos de sus descendientes.

Al mismo tiempo que los herederos de Argañaraz se sucedían como señores de la encomienda, la institución del cacicazgo perduró en los herederos de Viltipoco, caudillo indígena que había encabezado a los omaguacas en su enfrentamiento, en 1594, con el conquistador Argañaraz. Caciques de apellido Viltipoco, Chapor y Vilti gobernaron la tribu por lo menos hasta fines del siglo XVII.

El pueblo prosperó durante el siglo XVIII. En 1773 se dividió en dos el curato de Humahuaca y el nuevo curato, que compren-día desde Huacalera hasta León, tuvo su sede en Tumbaya. En 1777 se resolvió que el párroco quedara en Tilcara y pusiese al ayudante en Tumbaya. En 1860 Tilcara fue designada oficial-mente como sede del curato.

Desde principios de este siglo el pueblo se transformó en un centro veraniego de importancia para los jujeños y, más tarde, en centro turístico que atrajo a diversas gentes provenientes de todo el país. También comenzaron en el Pucará las investigaciones y las excavaciones que han continuado hasta nuestros días.

Debido a ello, ambos hechos culturales -el turismo y la investigación científica- han provocado que, en la actualidad, la composición étnica y cultural de la población tilcareña sea muy variada, incluyendo coyas del altiplano, descendientes de los omaguacas, clase media de Jujuy, investigadores del Instituto de Antropología de Buenos Aires y artesanos y viajeros de diversas partes del país o del extranjero.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723