Turismo en Jujuy , Argentina
Buscar
Información general del país
 
   Jujuy
   Yavi
   Tilcara
   La Quiaca
   Humahuaca
   Purmamarca
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jjesuitas
   Parques Nacionales
 
Historia
Ruinas de Pucara de Tilcara
 
Ruinas de Pucara de Tilcara
 
Ruinasde Pucara de Tilcara
 
Antigu cementerio en Jujuy
 
Pucara de Tilcara
 

Como primitivos habitantes predominaron los omaguacas, los ocloyas y los jujuyes. Los omaguacas se dedicaban a la agricultura y eran expertos tejedores y alfareros. Con centro en Tilcara y Humahuaca, pertenecían a ella, entre muchas otras tribus, los uquías, los purmamarcas, los tilcaras, los tumbayas, los tilianes, los yalas, los cuyes, los quilatas, los chilchas, los casavindos y en las cercanías de San Salvador, los argamatas. Los ocloyas pese a estar emparentados con los omaguacas, se ubicaban en los valle de Ocloyas, a este grupo lo componían tribus como los quispiras, los tactacas, los tilcalaisos, los estoybalos, los panayas, los opras y los titicondes. En las proximidades del Chaco se encontraban los apanatas, los amanatas, los osas, los gaipetes y los paipayas. La familia de los jujuyes también estaba integrada por varias tribus como los chirimanos, los pelichocos, los palomos y los churumatas.

La penetración hispánica ofreció una fuerte resistencia por parte de los habitantes indígenas. En dos oportunidades intentó el ingreso al territorio Diego de Almagro, la primera vez en 1536 , la pérdida de varios de sus hombres en combate lo obligó a desistir y retirarse a Chile. Al cabo de siete años ingresó nuevamente pero en la Quebrada de Humahuaca fue abatido y su cabeza terminó en una lanza guerrera. En los siguientes años continuaron las dificultades con los indígenas. En 1563, los conquistadores debieron abandonar la ciudad de Nieva, cercana a la actual San Salvador de Jujuy, lo mismo sucedió en 1575 con la ciudad de San Francisco de Álava.

Pese a los graves enfrentamientos, la superioridad militar de los conquistadores terminó por imponerse tras el emplazamiento de tres fuertes: el de Hernán Gómez, el Grande y el de Palpalá, entre el acceso a la quebrada de Humahuaca y el valle que los españoles denominaban Xuxuy o Jujuy. En 1593, Francisco de Argañaraz y Murgía fundó San Salvador de Velazco en el Valle de Jujuy, la actual capital de la provincia.

En el siglo XVII, Jujuy se vio afectada por los levantamientos calchaquíes, sin embargo, no evitó que se desarrollara, gracias a su ubicación estratégica, por ser una vía de comunicación entre el Río de la Plata y el Alto Perú. Este factor se hizo notar en el momento de los enfrentamientos del Ejército del Norte con las fuerzas realistas, la Quebrada de Humahuaca fue una de las principales protagonistas. El Gral. Belgrano dispuso que parte de sus hombres combatieran la avanzada realista para dar tiempo al resto de la tropa a replegarse. La retirada debía ser total, para que en el avance los realistas no pudiesen obtener nada de utilidad. Cuando Pío Tristán, el jefe realista, entró en San Salvador de Jujuy se encontró con una ciudad desierta, el pueblo en masa se había marchado junto al ejército, dando lugar al "éxodo jujeño".

Jujuy soportó en total 11 invasiones realistas, después de 124 combates, la frontera quedó fuera de las manos realistas gracias a las guerrillas gauchas de Güemes que desbarataron sus planes cuando quisieron enfrentarse con San Martín. Cuando el 6 de mayo de 1815 Güemes fue nombrado gobernador de Salta, Jujuy aprobó la medida pero también se molestó por no haber sido consultado. Pese haber sido tranquilizada por Güemes, los entredichos entre salteños y jujeños continuaron. En 1834, el Teniente Coronel José María Fascio, en ese entonces jefe del municipal de Jujuy llamó a Cabildo Abierto. En él los cabildantes aprobaron su autonomía y designaron a Fascio gobernador. La legislatura salteña reconoció el nuevo estado, no así el gobernador De la Torre. Se produjo un enfrentamiento entre salteños y jujeños. La victoria de Fascio consolidó la independencia de la provincia.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723