Turismo en Argentina
Buscar
Información general del país
   Introduccion
   Límites
   El nombre
   La capital
   Símbolos Nacionales
   Aspecto Físico
   Relieve
   Hidrografía
   Clima
   Flora
   Fauna
   Reg. Geográficas
   Introducción
   Pampeana
   Chaqueña
   Mesopotámica
   Sierras Pampeanas
   Noroeste
   Andino-Cuyana
   Patagonia-andina
   Paragonia-extraandina
   Rec. Económicos
   Agricultura
   Producción Forestal
   Ganadería
   Actividad Pesquera
   Minería
   Energía
   Industrias
   Comunicaciones
   Población
   Turismo
   Transportes
   Ferrocarril
   Caminos
   Navegación
   Aeronavegación
 
 
 
  
 
 
Región Pampeana
Bosques en la zona de Cariló

 

 

 

 

 

 

Laguna de Carhue

 

 

 

 

 

 

Sierras de Tandil

 

 

 

 

 

 

Isla Martín Garcia

 

 

 

 

 

 

Campo en la provincia de La Pampa

 

 

 

 

 

 

Bosque en el delta del Parana

 

 

 

 

 

 

El delta del Parana
 
Esta dilatada llanura limita al Norte con la región mesopotámica y la llanura chaqueña, por el Oeste con las sierras pampeanas y la región de Cuyo y por el Sur con la Patagonia extrandina; el océano Atlántico y el río de la Plata forman su límite oriental.

Sobre rocas cristalinas del macizo de Brasilia se asienta una gruesa capa formada por polvo llevado por el viento desde las regiones montañosas del oeste que constituye el loess pampeano, así como sedimentos marinos producto de las transgresiones marinas cenozoicas, cubiertos finalmente por una capa humífera de extraordinaria fertilidad.

La planicie posee una suave pendiente hacia el Este-Sudeste y su horizontalidad sólo está interrumpida por los relieves incluidos de los sistemas de Ventania y Tandilia en la Pampa oriental o húmeda y el de Mahuides en la occidental o seca.

El paisaje de la Pampa oriental presenta distintos aspectos que permiten dividirla en tres subregiones: ondulada, deprimida y alta.

La pampa ondulada es una angosta franja que se extiende desde el río Carcarañá en Santa Fe hasta Punta Indio en Buenos Aires. Debe su nombre a las ondulaciones del suelo en el que los ríos tributarios del Paraná y de la Plata, han excavado valles amplios y poco profundos por los que se deslizan describiendo meandros . El frente fluvial sobre los grandes colectores está caracterizado por una barranca casi continua, de gran importancia antropogeográfica .

El clima templado pampeano o húmedo, con lluvias suficientes, sufre la acción de los vientos Pampero, Sudestada y Norte. El clima y el suelo favorecen la actividad agrícola y ganadera , criándose especialmente ganado vacuno lechero y practicándose la avicultura y la apicultura .

Esta es la zona maicera por excelencia, además de trigo, maíz y girasol existen extensas plantaciones de frutales (zonas de San Pedro y San Nicolás) y cultivos de huerta y flores en gran escala, destinados especialmente al consumo de Buenos Aires y Rosario. El triángulo agrario cuyos vértices ocupan Rosario, Venado Tuerto y Pergamino, es uno de los espacios cultivados más productivos de la Argentina.

La barranca ribereña ha permitido la instalación de una serie de puertos intermedios que sirven a la navegación de ultramar. Toda esta región conforma el frente fluvial industrial de mayor importancia en el país por el número y magnitud de las diversas plantas instaladas; la concentración de población, localizándose los grandes núcleos urbanos de Buenos Aires, Rosario y La Plata, entre otras ciudades; la provisión de agua potable y energía y el desarrollo y densidad de los medios de transporte y comunicación, que la colocan en una situación de privilegio con respecto al resto del país.

La Pampa deprimida abarca la cuenca del río Salado de Buenos Aires y se prolonga, rodeando a la Pampa ondulada, desde la ciudad de Santa Fe en el Norte hasta Bahía Blanca por el Sur. Su clima templado presenta una sensible disminución de las precipitaciones hacia el Oeste.

En esta zona hay una serie de depresiones ocupadas por lagunas permanentes o temporarias, desde la de Mar Chiquita en Córdoba hasta la de Chasicó en Buenos Aires, que recogen las aguas de arroyos permanentes y acusan una fuerte salinidad. Sólo la cuenca del Salado tiene salida al ocano por la bahía Samborombón en una costa de cangrejales, y el drenaje imperfecto de esta área ha obligado a construir una serie de canales para evitar las consecuencias de las inundaciones.

Los suelos del valle del Salado y de otras zonas bajas son inadecuados para la agricultura , predominando los establecimientos dedicados a la cría de vacunos. En las tierras altas los trigales alternan con los alfalfares y potreros con avena, cebada y centeno destinados al engorde o invernada de los animales. El área del trigo no alcanza actualmente los rendimientos de otros tiempos, como consecuencia del fenómeno de erosión de suelos que afecta a la zona marginal, lindante con la pampa seca.

Importantes núcleos urbanos de doble carácter agropecuario se han desarrollado en esta zona, como Chascomús, Dolores y Rafaela.

La Pampa alta se extiende desde el borde oriental de las sierras pampeanas en Córdoba, hasta el frente marítimo de la provincia de Buenos Aires comprendido entre Mar del Plata y Bahía Blanca. En este sector, el clima presenta la variedad con influencia oceánica, de lluvias suficientes, escasas amplitudes térmicas y la acción de los vientos del mar .

En el Sudeste de la provincia de Buenos Aires, limitada por los cordones de Tandilia y Ventania, se encuentra otro sector deprimido que constituye la pampa interserrana; su red de drenaje está dirigida hacia todos los rumbos, aunque sólo los ríos y arroyosde la pendiente atlántica alcanzan el mar , como Quequén Grande, Claromecó, Sauce Grande, etc.

Los recursos de que dispone esta área son múltiples: a la ganadería (ovinos y vacunos) y agricultura (cereales, oleaginosas y en Balcarce papas en gran escala), se suma la minería con la explotación de canteras de granito y piedra caliza.

La variedad y belleza de los y formaciones serranas atraen al turismo que origina una intensa actividad hotelera en Tandil, Azul, Olavarría y otras ciudades. El litoral de esta zona posee los mayores centros balnearios de la Argentina, donde sobresalen Mar del Plata, Miramar y Necochea. El primero es además puerto pesquero y base de submarinos.

Bahía Blanca, en la zona austral, es el gran puerto de embarque de la región, punto terminal de caminos y ferrocarriles, contando con poderosos elevadores de granos; siendo asiento de la Base Naval General Belgrano, la más importante de la Armada Argentina.

La Pampa seca es la prolongación de la Pampa oriental y la frontera entre ambas, siempre oscilante, está marcada por la isohieta de 500 mm. Las condiciones climáticas se traducen en diferencias fitogeográficas : la estepa de gramíneas característica de la Pampa húmeda, es reemplazada por la formación del monte , con predominio de caldén, chañar y algarrobo, que son objeto de una intensa explotación.

Hacia el Oeste donde las precipitaciones son mínimas, en el ámbito de la diagonal árida, el monte se hace muy ralo, con abundancia de cactáceas. Al Norte la Pampa se confunde con los llanos que circundan a las Sierras Pampeanas y al Oeste se prolonga en las planicies cuyanas.

Abundan las cuencas cerradas que alojan salinas o lagunas en vías de serlo, como la del Bebedero. En este sector se encuentran los mayores depósitos de sal común del país, sobresaliendo las Salinas Grandes. En esta zona sin desagüe al mar , extensas áreas están totalmente desprovistas de agua y presentan caracteres desérticos: son las travesías.

La práctica inadecuada de la agricultura en períodos húmedos originó la voladura de los suelos al sobrevenir la sequía, inutilizándose los campos. La actividad propia del área es la pastoril, que no crea ciudades, por lo que los núcleos poblacionales son escasos y de reducidas dimensiones.

Viajoporargentina - Información Turística sobre la República Argentina
© 2003 - Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723