Turismo en Argentina
Buscar
Información general del país
Quilmes
 
   Quilmes
   La Plata
   Chascomús
   San Miguel del Monte
   Lobos
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
 
Visita a Quilmes
La catedral de Quilmes

 

 

 

 

 

 

Diferentes epocas de la cerveceria Quilmes

 

 

 

 

 

 

Costanera de Quilmes

 

 

 

 

 

 

 

 

Costanera de Quilmes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muelle de Quilmes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Club Náutico de Qulmes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Peatonal de Quilmes

 

 

 

 

 

 

 

Costanera de Quilmes
 
Visita a ciudad vecina a la Capital, cuya historia y antiguos sitios se remontan a épocas coloniales. Posibilidad de disfrutar de la añosa costanera quilmeña y otros sitios de interés .
Son 27 km por autopista y avenidas troncales. Para medio día. Ver ubicación en plano .
 
Desde el centro de Buenos Aires tomar ruta a La Plata descripta en Paseo ruta Buenos Aires - La Plata . En km 16.5 de Av. Crisólogo Larralde y Felipe Amoedo, doblar a la izquierda hacia la Costa. Avanzar 4.5 km y, luego de cruzar la línea del tren, doblar a la izquierda por Hipólito Yrigoyen para Ilegar al centro de Quilmes.
 
Quilmes
 

Al término de una larga lucha contra los indomables indígenas de las serranías de los valles calchaquíes, el gobernador Alonso de Mercado y ViIlacorta dispuso la expatriación de las tribus más belicosas, los quilmes, confinándolas en las inmediaciones de Buenos Aires, en un territorio y clima totalmente opuestos a aquellos donde ellos vivieran. Totalizaban 2.000 porsonas, y se las asentó en tierras de una estancia, estableciéndose la reducción de la Santa Cruz de los Quilmes en 1666. Se explotaron durance el siglo XVIII yacimientos de conchilla (era quemada para producir cal) en cuyas canteras fueron obligados a trabajar los indios quilmes. En una epidemia de viruela en 1718 perdieron la vida la mayoría de los habitantes del pueblo indio. En 1730 quedaban en la reducción 141 habitantes. En 1812 se declaró disuelta la reducción y abierta a otros pobladores, aunque de hecho lo estaba desde hacía más de un siglo.

Originalmente esta tierra era parte del Pago de Magdalena y su Costa, favorecida con aguas profundas que permitían acercarse a los navíos de mayor calado, la hacían sitio ideal para el contrabando, que tampoco excluyó más adelante el lucrativo tráfico de esclavos.

Los primeros estudios hidrográficos los realizaron naves mercantiles europeas a efectos de conocer los derroteros exactos por aguas profundas.

La Costa quilmeña era considerada un punto débil, por la facilidad para el desembarco y por su cercanía a Buenos Aires. El 25 de junio de 1806 fondearon frente a Quilmes siete naves de guerra inglesas que desembarcaron tropas y tomaron la ciudad de Buenos Aires, en la primera Invasión inglesa. Un año más tarde, el 28 de junio de 1807, la segunda invasión desembarcó tropas en Ensenada.

De ser tierra de estancias para ganado bovino y ovino, Quilmes fue pasando paulatinamente a ser localidad de chacras y quintas frutales, actividades que aún mantienen vigencia. Del monte ribereño natural, que cubría toda la costa a principios del siglo XVI, se conserva solamente el pequeño bosque de Punta Lara.

 
Que conocer en una visita
 
Desde H Yrigoyen dome la izquierda en Videla hasta su término; ahí doble una cuadra a la derecha y luego a la izquierda en el boulevard Otamendi, para llegar a la costanera
 
Costanera
 

En un extremo se encuentra una extendida glorieta semicircular, que enmarca el paisaje del río, por la que se puede pasear. Acompañan toda la costanera gradas continual de cemento, que bajan hacia el agua y desde las que se puede contemplar las gaviotas, que por cientos caminan en la arena cenagosa en marea baja, o simplemente tenderse a tomar sol; detrás, una larga franja de césped y arboledas. A mano derecha hay numerosas parrillas y bares, para comer mirando al río. Al extremo del paseo, el antigun muelle, junto al cual hay un balneario de masiva concurrencia en días de verano. Fue sltio tradicional de esparamiento para la población de la zona al sur de Buenos Aires. Podrá adentrarse por la destartalada estructura del muelle, donde destacan dos pintorescas y grandes construcciones de madera, hoy semiabandonadas. El muelle se extiende por case 500 m y es sitio frecuentado por pescadores los encontrará a cualquier hora del día o de la nocheespecialmente en el extremo, desde donde podrá tener las mejores panorámicas d'e la Costa. Más allá de este punto sigue una estrecha calle, acompañando una faja de playa en estado natural, con sitios para dejar el automóvil a improvisar un picnic. Es 1 km hasta el final, punto desde donde se extiende la Costa abierta, con la vegetación silvestre característica de la selva marginal. Se puede explorar a pie.

Volver por boulevard Otamendi, siguiendo luego por Alsina hasta la Av. H Yrigoyen. Allí continuar a la izquierda hasta Av. Amoedo donde, doblando a la derecha y luego de cruzar la vía del FC, encontrará la gran planta de la Cervecería Quilmes.

 
Cervecería Quilmes
 

Fue fundada en 1890 por el empresario Otto Bemberg, quien eligió este lugar, entre otros motivos, por la pureza de las aguas. Se conserva aún parte de las instalaciones originates con un perfil de almenas y torres grises que pueden observarse desde la calle.

Es la cervecería más antigua del país en funcionamiento, desde la esquina de Amoedo y Vicente López visite el barrio Villa Argentina, construido en los años 20 por la empresa cervecera para sus empleados, un tranquilo sector de gran encanto donde puede recorrer las calles en diagonal, con sus arboledas prolijamente cortadas, interrumpidas cada tanto por una pequeña plaza, y donde la arquitectura de las casas posee un definido sabor centroeuropeo. En el encuentro de la diagonal Otto Bemberg con Av. Triunvirato hallará la entrada al Parque del Club Cervecería Quilmes.

 
Parque del Club Cervecería Quilmes
 

Con instalaciones deportivas de uso exclusivo para socios, posee un pequeño y atractivo parque forestado con bellas especies exóticas, robles, fresnos, magnolias y tilos, entre otras, es ideal para pasear a pie o entrar al gran salón cervecero, donde la especialidad son los sandwiches de salchichas o leberwürst.

Por Av. Amoedo avanzar hasta Av. La Plata, seguir allí a la izquierda hasta la altura del 1500 de la misma, aproximadamente 1 km, donde encontrará sobre mano izquierda el que fuera establecimiento rural El Dorado, cuyo casco es hoy escuela agrotécnica. Avance dos cuadras a la derecha desde aquí para entrar al Museo Municipal del Transporte Carlos Llillner y Decoud.

 
Museo Municipal del Transporte Carlos Llillner y Decoud
 

El edificio original corresponde a las caballerizas de El Dorado, establecimiento que fundara a principios de siglo el vasco-francés Carlos Hillner y Decoud, quien donara luego este sector, juntamente con las colecciones que aloja, para museo.

En medio de un pequeño parque están las caballerizas, con gran riqueza en los detalles y ornamentos, con profusa imagen y presencia equina. Destacan dos hermosas torres, la del reloj y la del campanario, sin campanas. Admire en el frente los montureros de hierro fundido, con delicadas filigranas y los trabajados revestimientos exteriores en roble.Posee diversas salas ellas son.

Sala 1
Es una colección original de carruajes, en perfecto estado de conservación, que porteneciera a Hillner y Decoud. Son 17 carruajes, la mayor parte deportivos, de origen francés a inglés, de la segunda mitad del siglo pasado.

Sala 2
Esta sala es de reducidas proporciones, y exhibe una espléndida colección de arneses. Hay españoles, vasco-franceses, en estilo húngaro (pero hechos en Francia) y un curioso arnés de origen mongol.

Sala 3
En ella podrá conocer los boxes para los caballos. Advierta allí los revestimientos en mayólica española y numerosos detalles más, que hacen de éste un sitio excepcional.

Sala 4
Esta el ala del museo, fue construida posteriormente, y exhibe vehículos de diversa índole, entre los que se destaca el modelo del autogiro, precursor del helicóptero, construido por un técnico español en 1923.

Para una interesante extensión de este Paseo, recomendamos salir a Av. Larralde (RP2) y continuar en dirección a La Plata (tramo descripto en Paseo ruta Buenos Aires - La Plata ).

En el km 27 desde Buenos Aires, a la bajada del puente Bosques, tomar a la derecha una estrecha calle pavimentada (Av. Luján, señalizada) y por ésta seguir 2.5 km hasta topar con Av. G E Hudson donde, a la izquierda, otros 2.5 km llegan al Parque Ecológico Cultural Guillermo E. Hudson.

 
Parque Ecológico Cultural Guillermo E. Hudson
 

A la derecha en monolito de granito, y junto a un pequeño bosque encontrará la tranquera de acceso, atravesará esta densa arboleda de ligustros, ombúes y talas, algunos varias veces centenarios, para llegar junto al rancho (hoy Museo) donde naciera en 1841 el escritor y naturalista Guillermo Enrique Hudson; la casa fue construida a fin del siglo XVIII.

Su techo de tejuela de alerce es reconstrucción del original, un trozo del cual se exhibe en el interior. Fue éste el campo Ilamado 25 Ombúes, que comprara su padre al emigrar aquí desde Boston (EE.UU.) en 1836; eran 400 há, donde se dedicara, sin demasiada suerte, a la explotación ovina.

El parque tiene hey 42 há, 5 de ellas alrededor del museo; el resto atravesando el camino, junto al arroyo Las Conchitas, está considerado santuario de aves silvestres y paraíso para los observadores de pájaros. En meses de primavera son más de 100 las especies que se pueden encontrar aquí, aunque Hudson, en su momento, Ilegó a registrar 236 especies, muchas hoy extinguidas.

Hay guías disponibles para recorridos por el bosque, pero los interesados deben programar la visita previamente. En el museo hay asimismo, una biblioteca de consulta, especializada en ornitología y conservacionismo. Además encontrará en venta los libros de Hudson.

Volver a la Capital por Av. C Larralde y a la derecha por Acceso Sudeste. Poco antes del Puente Avellaneda (sobre mano derecha), en calle Debenedetti, no dejar de ver la enorme silueta de un edificio industrial, la antigua usina de Dock Sud, construida a principios de siglo con inconfundible sello victoriano, hoy declarada Monumento Histórico.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723