Turismo en Argentina
Buscar Informacíon
Información general del país
Zárate
 
   San Isidro
   San Fernando
   Tigre
   Escobar
   Zarate 
   Baradero 
   San Nicolás
   Ramallo
   San Pedro
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
 
Camino real y Las Palmas
Central Nuclear de Atucha

 

 

El Puente de Zárate

 

 

La pesca de Dorado en Zárate

 

 

Puente de Zárate Brazo Largo

 

 

Salida de agua en Parana

 

 

Estancia Las Palmas

 

 

Fauna en la costa del Paraná

 

 

Costa del Parana en Zárate

 

 

Costa de Zárate
 
Recorrido por zona de campo histórica, con posibilidad de conocer una antigua estancia, con testimonios del pasado. Además, para ver de cerca una central nuclear y terminar en un tranquilo (aunque sólo fuera de temporada) rincón junto al río Paraná.
Son 50 Km . ida y vuelta desde Zárate, 250 Km . ida y vuelta desde Buenos Aires, por Panamericana (con peaje) y corto tramo de tierra. Para medio día. Llevar picnic.
 

Por Panamericana siga hasta km 104 (o 22 km desde salida a Puentes Zárate-Brazo Largo); tomar salida a la derecha a Las Palmas. Camino asfaltado de 3 km sigue entre campos muy arbolados hasta llegar al pequeño poblado de Las Palmas. A la derecha, al llegar a la estación de tren, existe un edificio de arquitectura utilitaria inglesa, que cobró gran importancia con la creación, en 1886, del frigorífico Las Palmas Produce Co.
Siga un corto desvío a la derecha para cruzar a la izquierda la vía del ferrocarril, transpuesta la cual se cruza un camino de campo, que a la derecha lleva a Zárate y a la izquierda a Lima y Atucha. Corre sobre la traza del antiguo Camino Real que llevaba al Alto Perú en épocas virreinales. Entre éste y el río se extiende una franja ocupada por estancias y otros establecimientos productivos, algunos con valor histórico. La calle continúa de tierra. A la derecha, siga por ésta hasta encontrar a poca distancia, a la izquierda, la tranquera de la entrada (por agradable avenida arbolada) a la Estancia Las Palmas.

Continuar en dirección a Lima. Avanzando 1 km a la derecha llegará la entrada al que fue Las Palmas Produce Co , el primer frigorífico de la zona, instalado en 1886 por la firma inglesa James Nelson & Sons, que exportaba carnes ovina y bovina congeladas, conservas y embutidos, y llegó a contar con una flota propia de 15 vapores y constituir un poblado con un servicio de trenes que lo vinculaba con la estación Las Palmas. Desapareció con la crisis de 1929 y fue paulatinamente desmantelado por las sucesivas empresas que ocuparon el sitio. Se puede visitar, con permiso. Entrando 10 km hacia el río, en el borde de la barranca se levantan aún algunas construcciones donde se alojaba la parte administrativa del frigorífico; hoy están reacondicionadas por la empresa actual. La gran construcción de hormigón armado y vidrios data de los años 40.
Continuando por el Camino Real son 4 km hasta la estación Lima. En ese trecho habrá pasado junto a la entrada de la que fue la estancia San Antonio, antes un puesto de la estancia grande de Las Palmas, en cuya barranca sobre el Paraná, mirando a la entonces estratégica Vuelta de San Antonio, se encuentra una muralla con troneras, que cumpliera funciones defensivas contra las agresiones españolas posteriores a 1810 y el bloqueo francés de 1837. El campo está hoy arrendado y es posible entrar solamente si se obtiene permiso.


Ya en Lima, tomar a la derecha en la calle asfaltada. En esta ruta se observan las viviendas del barrio para el personal de la central nuclear de Atucha. Avanzando 5.5 km por este camino hay una gran curva hacia la derecha y, donde sale un camino de tierra (verificar estado en época de lluvias) que termina a los 2 km , luego de abrupta bajada de la barranca, junto al Paraná de Las Palmas en los terrenos del Club de Pesca Lima con acceso a todo público. Sitio de esparcimiento, con amplias instalaciones para hacer asados bajo la arboleda, espacios abiertos para improvisar un partido de fútbol, muelle de madera para pescar y una amarra para botes en un pequeño brazo que se extiende junto al parque. Hay además una pequeña playa de arena para los días de calor. Tiene venta de provisiones y un gran salón para reuniones. De una amarra vecina sale una lancha colectiva, usada como transporte para llevar a la escuela a los niños que habitan en las islas; sale de mañana y vuelve de tarde, y puede llevar pasajeros interesados en conocer nuevos sitios para la pesca. Se regresa al camino asfaltado y se dobla a la derecha. A la distancia se ve la imponente silueta de la Central Nuclear Atucha fue terminada en el año 1972, siendo la primera que se construyó en América Latina, de 350 megavatios de potencia instalada. Se destaca la enorme cúpula que aloja al reactor.

 
Patrimonio Cultural Rural Estancia Las Palmas
 

Se puede visitar. Ver información en Turismo de Campo. Es una de las más antiguas del partido. Data de la primera mitad del siglo XVII, originada en la merced a Francisco de Manzanares, de 1618, quien vendió después parte de estas tierras a los jesuitas. Llegaba al Paraná y era surcada por el arroyo de Las Palmas. Fue luego parte de la gran estancia de Areco, que daba frente al río Areco, una de las muchas que poseían los jesuitas.


Luego de la expulsión de la Compañía , compró la estancia José Antonio de Otálora, quien edificó su casco sobre el arroyo Las Palmas. Una de sus hijas se casó con Cornelio Saavedra, el presidente de la Primera Junta de Gobierno (1810), que pasó sus últimos años en un campo que formara parte de la heredad original: El Paraíso. A la muerte de Otálora, otra hija, Ana María (casada con Benito González Rivadavia, padre en matrimonio anterior de Bernardino Rivadavia, primer presidente de la República , en 1826), heredó el casco y la fracción de 900 há de Las Palmas.
En 1806 se alojaron aquí como prisioneros 6 oficiales ingleses, luego de la rendición de Beresford. El 23 de agosto de 1813, en los bañados de la estancia, el alférez Angel Pacheco enfrentó con 52 granaderos de a caballo a las fuerzas del capitán español Juan Zabala -vencido por San Martín en San Lorenzo-, a quien sorprendió arreando reses de este campo. En 1840 la familia debió huir a la Banda Oriental , perseguida por Rosas por su apoyo a Lavalle. En 1895 la compra el Cnel. Alfredo F de Urquiza, nieto del Grl. Urquiza, en manos de cuyos descendientes permanecó la propiedad.


La casona original (construida a fines del siglo XVIII) desapareció en 1957 en un incendio. El casco actual, con influencias de la arquitectura rural de principios del siglo XIX, se encuentra en lo que fue la cabaña construida por el Cnel. Urquiza. Este además plantó la arboleda de las avenidas, hizo diseñar el parque y un hipódromo que lo rodeaba. Se acondicionó el antiguo galpón del casco para servir de museo, donde se muestran las refquias históricas de la propiedad y una hermosa colección de carruajes antiguos.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723