Turismo en Argentina
Buscar
Información general del país
Tigre
   San Isidro
   San Fernando
   Tigre
   Escobar
   Zarate 
   Baradero 
   San Nicolás
   Ramallo
   San Pedro
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
 
Historia de Tigre

 

 

 

 

Muelle en islas del delta

 

 

 

 

 

 

 

 

Interior de la isla del Delta

 

 

 

 

Mercado de Frutos
 
 

Tigre, denominado antiguamente Las Conchas, fue la cuna de importantes episodios de la historia argentina. En las primeras décadas del siglo XX esta zona se convirtió en el destino predilecto de la aristocracia porteña para tomar sus vacaciones de verano. Hoy en día el visitante puede percibir la historia de Tigre en sus museos y antiguas casonas que se ubican en la ciudad.

La colonización de estas tierras se inició con la segunda fundación de Buenos Aires por Don Juan de Garay. En el documento del 24 de octubre de 1580, donde éste deja constancia del reparto de tierras, se menciona la cuenca del Río de las Conchas (nombre que hacía alusión a la gran cantidad de conchillas que se encontraban en el lecho de este río y que dio origen al primer nombre de este poblado).

Pocos años después, el Cabildo reconoció la existencia de distintos pagos en las afueras de Buenos Aires, incluyendo el de Las Conchas.

Con el paso del tiempo fueron poblándose estas comarcas por labradores que vivían con sus familias de los productos que les proveía la tierra y cuyo principal cultivo era el de trigo. Pronto la población creció considerablemente y nació el poblado que de allí en adelante creció y se afianzó social y económicamente.

Durante la reconquista de Buenos Aires en 1806, el Gral. Liniers desembarcó con su ejército en las costas del Río de Las Conchas (hoy Río Reconquista) y organizó la reconquista de Buenos Aires en la casa de un vecino de la comarca donde actualmente se encuentra el Museo de la Reconquista.

En 1812 el pueblo fue saqueado por los realistas. Tiempo después varios habitantes de Tigre formaron un regimiento llamado "Colorados de las Conchas", al mando del Coronel José M. Vilela, que luchó en las batallas de fronteras por la independencia.

En 1820 una inundación causó severos daños al poblado.

En 1865 el primer servicio de ferrocarril arribó a Las Conchas, incentivando fuertemente el desarrollo del área. Hasta aquel entonces el viaje entre Buenos Aires y Las Conchas demoraba un día entero.

Dos años más tarde hubo una epidemia de cólera (traída por los soldados que regresaban de la Guerra del Paraguay navegando por el Río Paraná). La enfermedad devastó el poblado, manifestándose en forma más severa aquí que en Buenos Aires.

Por el contrario, durante la epidemia de fiebre amarilla, que afectó Buenos Aires en 1871, Las Conchas sirvió de refugio a familias adineradas de Buenos Aires. En este período varias casonas fueron construidas en el área. Una vez que la enfermedad se erradicó muchas de estas mansiones fueron utilizadas como residencias de verano.

Por aquel entonces ambos, la ciudad y el Delta eran elegidos por escritores, políticos y otras personalidades del momento para pasar sus vacaciones o fines de semana. Entre ellos se destacan: Marcos Sastre y Domingo Sarmiento (de quien se conserva una de sus casas en el Delta, ubicada sobre el río que lleva su nombre, en donde hoy en día funciona un museo).

A principios del siglo XX las islas de Tigre se convirtieron en un importante productor de fruta y madera. Esta producción fue mermando progresivamente producto del surgimiento del Valle del Río Negro, un centro productor de frutas que contaba con un sistema de transporte de mercadería terrestre que resultaba más económico que el fluvial. No obstante, hoy en día se encuentran en el Delta algunas quintas donde aún se cultivan frutales y producen exquisitas conservas y licores.

En 1916 el arribo del tren eléctrico trayendo un mayor número de turistas e incrementando la popularidad de las islas del Delta. En esos años el Tigre Club donde funcionó el primer casino en Argentina y un hotel de lujo, el Tigre Hotel, se establecieron en la ciudad así como también comenzaron a surgir algunos recreos en el Delta.

Hoy en día, la ciudad combina matices de su esplendoroso pasado en sus grandes casonas de la Belle Epoque y sus museos, con una moderna infraestructura símbolo de su actual progreso.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723