Turismo en Argentina
Buscar Informacíon
Información general del país
San Isidro
 
   San Isidro
   San Fernando
   Tigre
   Escobar
   Zarate 
   Baradero 
   San Nicolás
   Ramallo
   San Pedro
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
 
Tren de la Costa a Tigre
Escudo del tren de la Costa

 

 

 

 

 

Tren de la Costa

 

 

 

 

 

Estación Maipú del Tren de la Costa

 

 

 

 

 

Estación San Isidro

 

 

 

 

 

Estación Barrancas

 

 

 

 

 

Estación Punta Chica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Catamarán del Parque de la Costa

 

 

 

 

 
Atractivo Paseo en un veloz tren eléctrico que corre por vías ya legendarias, la mayor parte con vista al río de la Plata , su selva ribereña y el hermoso delta. Verá antiguas y modernas mansiones sobre las barrancas, hermosas playas y marinas y podrá detenerse a recorrer importantes centros históricos. Lo más singular de este tren es la posibilidad de descender para visitar -con el mismo boleto- todas las estaciones, que han sido recicladas en activos centros comerciales, culturales y gastronómicos. La estación Delta, junto a los ríos Tigre y Luján, es la última y forma un conjunto con el fabuloso Parque de la Costa , que ofrece diversiones para grandes y chicos y travesías por el delta en un catamarán exclusivo.
Cada estación tiene una oficina de información que suministra información sobre las actividades culturales y deportivas del mes.
Hay facilidades para pasajeros en silla de ruedas, quienes pueden viajar gratis incluyendo a un acompañante. El guardia del tren es, a su vez, agente de seguridad.
El Paseo hasta el delta, con las detenciones básicas, demora al menos 3 h. Con el mismo boleto se puede salir de las estaciones y visitar los alrededores. Si opta por realizar un viaje sin descender éste le insumirá 25 minutos.
 
Tren de la Costa
 

En 1891, la compañía Ferrocarril de Buenos Aires y Rosario habilitó el Tren del Bajo, llamado así porque su tramo más importante corría paralelo y muy próximo al río de la Plata.
Más tarde pasó a manos del Ferrocarril Central Argentino y, en la década de 1950, a las del Ferrocarril Mitre.
Un sector del mismo, Retiro-Mitre, es hoy Ferrocarriles Metropolitanos.
El Tren del Bajo corría desde la Terminal Retiro hasta la estación Delta, en el Tigre.
En 1931, sus locomotoras inglesas a vapor dieron paso a la tracción eléctrica y treinta años más tarde, el tramo de 15 km que le diera nombre y fama fue desactivado por deficitario.
A través del tiempo fracasaron varios intentos por rehabilitarlo. Los años de abandono deterioraron fuertemente las estaciones y los predios circundantes, excepto la estación San Isidro, que fue reparada, y algunos tramos de las vías que los vecinos transformaron en jardines, como una prolongación de sus propiedades.
En 1990, el Estado llamó a licitación pública para el establecimiento de un servicio ferroviario de pasajeros y la explotación comercial e inmobiliaria de estaciones y terrenos.
El único oferente fue la Sociedad Comercial del Plata, un grupo empresarial que constituyó la sociedad anónima Tren de la Costa.
El nombre del ferrocarril refleja el hecho de que corre por el tramo recuperado de 15 km a lo largo de la ribera del río de la Plata.
El diseño del proyecto, que incluyó el reciclaje de ocho estaciones y la construcción de otras tres, ha buscado adecuarse a los requerimientos de los usuarios, poniendo especial cuidado en los aspectos de transporte, servicios, esparcimiento e inserción en el medio circundante.
Atraviesa los municipios de Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre. La empresa adoptó un sistema de transporte eléctrico liviano de alimentación aérea, de gran seguridad por su control y capacidad de frenado. El equipo rodante es de origen español, compuesto por unidades con aire acondicionado, articuladas y con capacidad para 120 pasajeros de pie y ochenta sentados. La suspensión aisla ruidos y vibraciones de los coches. Se inauguró el 20 de abril de 1995 con la presencia del Presidente Carlos Menem.

 
Cómo llegar
 
Desde el microcentro de Buenos Aires, la mejor opción es tomar el tren del ramal Mitre en la esta ción Retiro. En 25 minutos llegará a la estación Mitre (compre pasaje sólo de ida hasta esa esta ción). Allí, un puente peatonal cubierto cruza sobre la avenida Maipú (al 2300) y conecta con la estación homónima, la primera del Tren de la Costa.
Puede comprar su pasaje hasta el Tigre (estación Delta) o estaciones intermedias. Recomendamos adquirir sólo pasaje de ida para dejar abierta la opción de volver directamente desde Tigre a Buenos Aires en otro tren.
 
Estación Maipú
 

Su estilo arquitectónico, de tipo ladrillero, buscó reminiscencias de la clásica construcción ferroviaria inglesa. Las paredes vidriadas del puente peatonal que conecta con la estación Mitre permiten una vista panorámica de la avenida Maipú.
Este puente es, a la vez, patio de comidas, en la estación encontrará comercios orientados a cubrir las necesidades cotidianas, tales como copias, fotografía, farmacia y artículos deportivos.
El tren circula por un viaducto de diseño liviano que no obstaculiza el tránsito de las calles del barrio de Olivos. La primera detención es en la Estación Borges.

 
Estación Borges
 

Bellamente reciclada, en su entorno está el paisaje más intimista de todo el trayecto.
Su nombre recuerda al coronel Francisco Borges, uruguayo que peleó bajo el mando de Bartolomé Mitre. Atravesando arcadas de ladrillo visto, en una plazoleta a pasos del andén, verá el casi centenario ex cine York, hoy llamado Juan Carlos Altavista en homenaje al popularísimo cómico argentino -creador del personaje Minguito-, que fuera vecino de Olivos.
En la otra dirección está la tradicional plaza de Olivos y, enfrente, la iglesia parroquial Jesús en el Huerto de los Olivos , construida en estilo neogótico, con torres inconclusas, rosetón y vitraux incoloros, y fachada cubierta de hiedras trepadoras.
El barrio residencial tiene calles adoquinadas, frondosas arboledas y residencias entre las que destacan algunos chalet estilo Tudor.

Retome el tren. La próxima parada es la Estación Libertador.

 
Estación Libertador
 

Es una de las estaciones nuevas y fue construida sobre ambas veredas de la Av. del Libertador, aprovechando un terreno baldío y el edificio de una ex usina.
El conjunto es de gran vuelo y se eleva sobre la avenida, la que se observa en panorámica desde el patio de comidas.
En esta estación puede ir al cine, hacer compras en el supermercado y otros comercios y visitar salas de exposiciones. Desde aquí hasta la estación San Isidro hay una senda aeróbica paralela a las vías, segura e iluminada .
Desde aquí y hasta el final del recorrido verá el río de la Plata desde el tren, apareciendo en espacios abiertos o en breves asomos entre la espesura de la foresta o la compleja y diversa trama urbana de las orillas. La próxima detención es la Estación Anchorena.

 
Estación Anchorena
 

Lleva el nombre de Juan Bautista Anchorena, antiguo propietario de estas tierras, parte de las cuales donó para el trazado del Tren del Bajo.
Al lado de la antigua estación reciclada se lleva a cabo un proyecto de recuperación de la costa llamado Paseo de la Ribera , con puerto deportivo y una estación fluvial con espectacular vista al río y a la ciudad de Buenos Aires. Una senda peatonal lleva al muelle Anchorena. En la estación podrá alquilar bicicletas y rollers los fines de semana.
Continuando el viaje, desde el tren divisará a la izquierda bellas mansiones con sus jardines sobre la barranca. La parada siguiente es la Estación Barrancas.

 
Estación Barrancas
 
Desde ella tendrá acceso a un area de windsurf llamada Perú Beach, con complejos deportivos y varios restaurantes muy cercanos a las vías.
En esta estación funciona una pintoresca feria de anticuarios que consta de más de 70 puestos.
Al arrancar el tren, hacia la derecha verá la Reserva Ecológica Ribera Norte, relicto de la selva mesopotámica en galería.
Toda esta costa estaba cubierta antaño por densos sauzales, tipas, laureles y claveles del aire, que servían de hábitat a chajáes, garzas, calandrias y zorzales.
Un poco más adelante llegará a la espectacular Estación San Isidro.

 

Estación San Isidro
 

Es una de las más completas del trayecto. San Isidro fue conocido en el pasado como el Versailles porteño, porque acudía la alta sociedad.

Hoy también se le llama Capital Nacional del Rugby. Al bajar del tren, casi sobre el andén, dos canteros mantienen flores multicolores en cualquier época del año. En el de la derecha, una placa recuerda la visita del Rey de España, Juan Carlos I.
La antigua estación -hoy reciclada- fue la que menos sufrió de deterioro, ya que en 1983 se la reparó medianamente y transformó en el Teatro de la Estación , manteniendo dicho carácter hasta 1993. Hoy, ese espíritu renace durante los fines de semana, con espectáculos de payasos, mimos, malabaristas, zanquistas y conjuntos musicales.
Camine por las galerías abiertas de la planta baja, calefaccionadas en invierno y ventiladas en verano, con variados locales comerciales de buen nivel. Encontrará un supermercado, un salón auditorio y una calesita donde los chicos se sientan en instrumentos musicales, una bella fuente, escaleras mecánicas y un ascensor hasta el primer piso. Desde la terraza tendrá una hermosa vista de la abrupta plaza Mitre.
También hay cuatro cines y establecimientos comerciales y gastronómicos, con espacios para comer al aire libre, y un gran salón de entretenimientos infantiles.
Salga de la estación y cruce la calle hacia la plaza Mitre para visitar el Casco . Histórico de San Isidro .
Desde la estación, puede cruzar por el puente peatonal y continuar por la calle Tiscornia para asomarse al río de la Plata.
El tren sigue por la ribera hasta la reciclada Estación Punta Chica, seguida de la nueva Estación Marina Nueva.
Esta última está situada en un área residencial de casas con boating, construidas en tierras muy bajas recuperadas al río. Del otro lado de la vía, sobre la barranca se divisa el palacio Sans Souci .
La próxima parada es la Estación San Fernando.

 
Estación San Fernando
 
En tiempos de la colonia, éste era un pago conocido como San Fernando de la Buena Vista.
Hoy, se lo llama Capital Nacional de la Náutica., antaño fue una zona de recreos para el picnic de fin de semana y programas con asados y tangos de orquestas típicas.
Las viviendas, de madera y chapa, se construían sobre pilotes debido a las crecientes; hoy que-dan pocas de ellas. La próxima parada es la Estación Canal.
 
Estación Canal
 

Aquí se encuentra el puesto central de operaciones de este ferrocarril, conectado por computadora con cada unidad rodante. Hacia el final del recorrido, por la ribera de la ciudad de Tigre, verá a la derecha el Mercado de Frutos.
La terminal posee una espléndida ubicación sobre el río Tigre, allí está la Estación Delta

 
Estación Delta
 

Es un gran complejo que contiene la vieja estación reciclada y un enorme parque de diversiones y espectáculos, el Parque de la Costa .
Desde la estación se accede al Puerto de Comidas, sobre el sector del río Tigre.
A pocos pasos está el puerto, desde donde zarpan catamaranes que navegan por el delta; uno de éstos; es exclusivo para pasajeros que viajan en el Tren de la Costa. También puede caminar por Tigre.

 
Donde almorzar en Tren de la Costa
 

La oferta está concentrada en las estaciones Maipú. Borges, Libertador, San Isidro y Delta.
Desde la estación, por una pasarela con acceso por escalera mecánica, se puede ingresar al Parque de la Costa .

 
Parque de la Costa
 
Es un espléndido parque de diversiones, de 15 ha de superficie, adyacente a la estación Delta y conectado con ella.
Es un lugar colmado de sorpresas, inquietantes en algunos sectores y serenas en otros, todas en el marco del paisaje isleño bordeado por los ríos Luján y Tigre, y el canal Patiño.
Sus espacios están engalanados con torres, terrazas, muelles, pérgolas, pasarelas, toldos y marquesinas, todos diseñados en el estilo victoria-no que caracterizó al Delta a principios de siglo.
Para espectáculos en vivo, cuenta con 11.000 localidades repartidas en dos anfiteatros, un circo sin animales y tres teatros.
En el centro del parque están la Fuente de Aguas Danzantes y la Pantalla de Agua, una hermosa combinación de música y luz, con gran movimiento y volumen.
El carrousel, baile de las tazas, montaña rusa y un sinnúmero de otras atracciones mecánicas y juegos convocan a jóvenes y chicos. También se realizan continuamente espectáculos al aire libre. Podrá salir del parque las veces que lo desee en el mismo día: a la salida le sellarán la entrada. Quienes llegan en automóvil disponen de una playa de estacionamiento con 5.000 plazas (se cobra acceso). Un ómnibus de dos pisos, original Leylanc inglés, transporta desde allí hasta la entrada de parque y desde éste al estacionamiento.
 
Donde comer y reunirse
 
En la estación Delta esta el Puerto de Comidas, en terrazas sobre el río, con locales de autoservicio. En el sector del río Luján, hacia el interior del parque, se encuentran las áreas destinadas a restaurantes de especialidades.
Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723