Turismo en Argentina
Buscar
Información general del país
 
   Bella Vista
   Carlos Pellegrini
   Corrientes
   Curuzú Cuatía
   Empedrado 
   Esquina
   Goya
   Itatí
   Ituzaingó
   Mercedes
   Monte Caseros
   Paso de la Patria
   Paso de los libres
   Santo Tomé
   Yapeyú
 
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jjesuitas
   Parques Nacionales
 
Flora
Laguna Iberá
 
Reserva de Esteros del Iberá
 
Camalotes
 
Quebracho blanco
 

La vegetación característica de la provincia de Corrientes pertenece a la zona fitogeográfica denominada parque mesopotámico, dentro de la cual pueden distinguirse los siguientes tipos de vegetación o formaciones:

  • Selva Alta Tropical
  • Selva en Galería
  • Bosques hidrófilos
  • Vegetación de bañados y de agua
Selva Alta Tropical
 
Localizada al norte de la provincia, la vegetación arbórea alterna con arbustos espinosos, lianas y bambuceas. Predominan el urunday, lapacho, quebracho colorado, ibapohí oguapohú, timbó, seibo, iba-purú y el sauce criollo.
 
Selva en Galería
 
Constituye la prolongación de la selva misionera a lo largo de los cursos de agua. En el interior de las selvas en galería el aire es húmedo, casi no circula y la penumbra es permanente. Las especies arbóreas y arbustivas que predominan son el tacuaruzú, pindó, sauce criollo o colorado, higuerón o agarrapalo, quebrachillo, virarú, ombú, laurel, timbó colorado, ibirá pitá o caña fístula, lapachillo, seibo, lecherón o curpí, Sarandi blanco, molle, coronillo, arrayán, guayabo, canelón, lapacho de Misiones y aliso del río.
 
Bosques hidrófilos
 
Crecen en las regiones húmedas, se distinguen de la selva en galería por la menor variedad de especies, la ausencia de lianas, siendo frecuente la existencia de bosques puros de una sola especie formando ceibales, sauzales, alisales, etc. Un árbol característico es el seibo que ese adapta perfectamente a los suelos pantanosos donde forma extensos bosques abiertos. Las especies características son además de las mencionadas el aliso de río, espinillares, timbó blanco y Sarandi colorado.
 
Vegetación de bañados y de agua
 
Esta vegetación se manifiesta en todos los esteros, lagunas, pajonales, riachos y tierras inundables tan frecuentes en la región. La vegetación acuática es la dominante. Se destaca el irupé, ninfácea cuyas hojas alcanzan los dos metros de diámetro. La flor es blanca por fuera y por dentro puede ser blanca, anaranjada o roja. Se abre al amanecer y se cierra al atardecer. El fruto, del tamaño de una sandía, crece bajo el agua y de sus semillas, comestibles, se puede extraer una harina parecida a la de maíz. El jugo de sus flores es muy refrescante.
 
Yerba Mate
 
Era usada por los guaraníes desde mucho antes de la llegada de los españoles. Los guaraníes la llamaban kaa-guazú o yerba espléndida. Los primeros cultivos fueron realizados por los jesuitas a fines del Siglo XVII. El área de cultivo se limita al noreste de la Provincia de Corrientes, Provincia de Misiones, Paraguay y sur de Brasil, sitios donde la temperatura, la humedad y las características del suelo se conjugan para lograr las condiciones ideales para el desarrollo de los cultivos. El proceso de cosecha se inicia con el corte cuidadoso de las ramas cargadas de hojas, que son transportadas, luego del corte, a las plantas de secado. El proceso que prepara a las hojas para la molienda tiene tres pasos: sapecado, secado y canchado. El sapecado consiste en un rápido pasaje de las hojas por una llama viva de fuego, que rompe las cutículas de las que están recubiertas, perdiendo en este paso un 20 % de su peso por deshidratación facilitando su posterior secado. Para el secado, las hojas son transportadas a un sistema de cintas donde son sometidas durante varias horas a una corriente de aire indirecto de temperaturas moderadas para evitar la destrucción de sus propiedades. Durante este paso las hojas se reducen a un tercio de su peso original. El canchado, paso previo al embolsado y estacionamiento, comprende la molienda gruesa pasando al zarandeo, proceso que separa los palitos gruesos y otros cuerpos extraños. Posteriormente, se estaciona la materia prima durante períodos que pueden llegar a un año, en ambientes adecuados, para luego ser molida y envasada para su consumo.
Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723