Valle de los Mártires
 

Es nominado así en recuerdo del incidente que costara la vida a tres galeses buscadores de oro, en 1884, a manos del cacique Foyel. Sólo uno, John Evans, se salvó gracias a su ligero caballo. Los galeses habían llegado hasta Gualjaina y, perseguidos, fueron sorprendidos en este valle. Hay tumba de aquel noble caballo en Trevelín.