Valle de las Plumas
 

Comienzan a verse farallones. Son formaciones de material blando, deleznable, fácilmente labrado por la acción del viento y el agua. Siempre estarán a su izquierda, ya que cierran, como pared sur, los valles del río que se sucederán. Enfrente, alejados, otros farallones y sierras completan su muralla norte.

Los árboles a la vera del río Chubut son los autóctonos sauces colorados (Salix humboldtiana), petisos, de gruesa corteza, retorcidos y que se adaptan, a veces, al viento semejando una bandera. Hay entremezclados álamos llamados criollos, aunque de origen italiano. El río, de pronunciadas sinuosidades en casi todo su curso, tiene playas de arena, con barrancas de 2 a 3 metros .

Sus meandros reflejan la pérdida de capacidad y de fuerza de su escorrentía, hecho comprobable en el hilo de agua actual, en la presencia de un ancho valle y en sus flancos de altas paredes que denotan un torrentoso pasado de gran caudal. El Chubut es apto para la navegación deportiva en gamones, kayacs y balsa (ver Excursiones).