Turismo aventura en Argentina
Buscar en el sitio
Information of Argentina
San Luis - San Luis
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Caminamos por la mina de Oro La Carolina






































































































 
Luego de varios años de inactividad, la mina de oro La Carolina reabre sus túneles con miras a una nueva actividad: turismo minero en las sierras puntanas. Una experiencia inolvidable, entre profundos socavones, donde se aprecian valiosos minerales de la corteza terrestre.
 

Aquellos que tienen espíritu explorador y visitan la provincia de San Luis, tienen la oportunidad de realizar un exclusivo turismo minero, al visitar la mina de oro Buena Esperanza, en la localidad de La Carolina.

Para llegar desde la ciudad de San Luis por ruta provincial nº 20 hasta la localidad de El Volcán, se transita por ruta provincial nº 9, pasando por El Trapiche, para llegar a La Carolina., son 80 km que separan a la capital puntana de La Carolina , tras recorrer el hermoso valle de Pancanta hasta el pie del cerro Tomolasta, de 2.018 metros sobre el nivel del mar.

Para llegar aquí se debe transitar la ruta provincial nº 9, con dirección norte.

Una vez en el pintoresco poblado, que parece estar ajeno al paso del tiempo, se debe contactar un operador local y de ese modo lograr acceder a las entrañas de las antiguas minas que, desactivadas, continúan arrojando sorpresas a sus visitantes.

La villa turística La Carolina data de 1792, año en que fue fundada por el entonces Marqués de Sobremonte, en honor a la esposa de Carlos III de España.

Este antiguo poblado tuvo su auge a mediados del siglo XIX, cuando un casual descubrimiento generó la más descabellada fiebre de oro que sufriera el país.

Muy pronto, la incipiente actividad minera generó que compañías inglesas y españolas llegaran hasta la región para extraer el oro que se albergaba en las montañas, eclipsando por completo la tradición pastoril y ganadera de la zona.

Alrededor de esta labor, comenzaron a construirse viviendas de piedra junto a calles angostas que culminaban en oscuros túneles, donde los mineros se adentraban en busca del preciado mineral.

Culminada la máxima explotación de las minas, terminó la etapa próspera del pueblo. Zorras oxidadas, hierros retorcidos, túneles abandonados, depósitos destruidos y personas viviendo del recuerdo de un sueño hecho por escasos momentos realidad, se apoderaron del espacio.

Hoy, el potencial turístico de La Carolina parece despertar luego de un prolongado letargo, gracias a los vestigios de un esplendoroso pasado, que ayudan a promocionar la zona como un lugar para realizar turismo minero y contemplativo, en pleno contacto con la naturaleza.

En las inmediaciones de la localidad, se alcanza a escuchar el murmullo del arroyo Carolina, de aguas claras, que discurre con la promesa de lavar oro alguno de estos días.

Para disfrutar al máximo de la excursión en el interior de la mina, se es provisto de la vestimenta adecuada para realizar esta clase de actividad. Cascos con linternas y botas de goma son algunos de estos elementos. La actividad consiste en visitar el interior de los antiguos socavones. A medida que se entra en las profundidades de las minas, cuya extensión llega a los 300 metros , se logra apreciar distintos minerales de la corteza terrestre, formaciones de estalactitas, estalagmitas y fallas geológicas.

Es una experiencia única, cautivante y muy emocionante. No presenta mayores grados de dificultad, por lo que es recomendable para toda la familia.

Ubicado a 30 m del ingreso a la Gruta de Inti Huasi.

 

Museo Arqueológico Inti Huasi

 

Es un museo arqueológico pequeño de propiedad privada que se encuentra en el acceso a la gruta de inti huasi en una casilla que pertenece a un grupo de guías de turismo de la provincia.

Allí se exponen puntas de flecha lanceoladas o almendradas, petroglifos, morteros, manos de morteros, conanas, cuchillos de pizarra, rocas de interés, restos de cerámicas, halladas en la zona.

Así mismo cuentan con restos de cerámicas y piezas menores de otras zonas del país y de países limítrofes.

 

Museo Polifacético

 

Ubicado al pie del cerro Tomolasta, al final de la calle 16 de julio , es un museo al aire libre atendido por el señor Tomas Fernández En el podemos observar restos de cerámica de otras culturas que habitaron la zona, piedras minerales como el onix, cuarzo, a gatas jospe, feldespato, calcio, cristales de cuarzo, oro, entre otras. El total de las piedras que se exponen rondan las 1500 unidades. También se muestran lámparas de carburo y todo el equipamiento minero.

 

Explotaciones Mineras de Tugsteno

 

En Carolina se encuentra una mineralización que constituye una faja de aproximadamente de 15 km de longitud, con un rumbo NNE-SSO. La mineralización se presenta en mantos de cuarzo concordante con la disposición de los esquistos ,conformando yacimientos vetiformes y lenticulares que afloran en superficie.

 

Lavadero Aurífero Arroyo Inti Huasi

 

Se recorre desde La Carolina por la ruta N° 10 hasta la hostería Nido de las águilas a los 19 km de lado derecho, se ingresa a un camino por detrás de esta hostería pasando dos tranqueras que recorre 2 km en automóvil y se llega a el lavadero de oro.

Este lavadero esta abandonado, es de propiedad privada, además de maquinas artesanal podemos encontrar un ómnibus de tipo ingles que queda como registro de lo que era la explotación aurífera. Se cuenta con una casa con todo el equipamiento minero.

 

Mina de la Carolina " Buena Esperanza, Romualdo y Extensión"

 

A 100 metros de donde finaliza la calle 16 de julio.

El túnel antiguo corresponde a lo que fue la mina " Buena Esperanza, Romualdo y extensión, de donde se extraía oro.

El túnel data de 1792.lo comenzaron a construir los españoles, y lo continuaron mas tarde los ingleses. Tenia un largo de 300 mts ahora tiene 247 mts. Hay 4 galerías que salen hacia el costado del túnel principal. En sus paredes se puede observar oxido de hierro, maganesco, carbonato de calcio, azufre y roca volcánica. Cerca de allí un recorrido que se puede realizar y es muy importante es el camino de la zorra desde que salía del túnel hasta la planta de almacenamiento recorriendo el largo total del río. Actualmente un grupo de guías de turismo realizan guiadas al túnel para ser mineros por unos minutos.

 

Minas de Samay Huasi

 

Ubicado a 88.5 km de la capital provincial. En la ruta N° 10 entre La Carolina e Inti Huasi.

Se integra al campo de la flia blanchet, luego de pasar el badén se abre una tranquera y se toma a la derecha. Al llegar al casco de la estancia se camina 400 mts, cruzando un arroyo.

Esta mina tiene una antigüedad de mas de 150 años, de su interior se extraía oro, plomo plata, zinc. Hoy sobre la superficie se halla también pirita y galena. En el lugar hay ruinas de una antigua construcción de piedra que era la planta de almacenamiento. Al lago de la edificación se encuentra el túnel principal que llega del otro lado de la sierra observándose desde la ruta, donde se conservan todavía las vías por donde se sacaban las zorras. Estos elementos se encuentran ubicados sobre la sierra en un área de 50 mts por 20 mts. A su costado cruza un arroyo de coloridas aguas.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723