Turismo aventura en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Villa La Angostura - Neuquén
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Cabalgata a los miradores del Cerro Bayo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A escasos kilómetros del centro de la villa, tendremos la oportunidad de realizar una entretenida cabalgata por el Centro de Ski Bayo, alcanzando hermosas vistas de diferentes puntos panorámicos al visitar los miradores del cerro.

 

Para realizar esta excursión deberemos trasladarnos hasta la base de la montaña que se encuentra a sólo 9 Km . del centro de Villa La Angostura ; para ello saldremos por la Av. Arrayanes con dirección a Bariloche por la R. N N º 231 y luego de recorrer 3 Km . empalmaremos a la izquierda la R. P. N º 66 de ripio, donde recorreremos los 6 Km . finales para dar con el lugar.

En la base del Cerro Bayo nos estará esperando el guía baqueano, quién nos acompañará durante todo el recorrido mientras nos explique acerca de la flora y la fauna de la zona.

Los caballos que nos proporcionarán son mansos y están acostumbrados a realizar travesías de montaña trasportando a turistas que desean contemplar el fastuoso paisaje de la región. Los mismos están equipados con completos aperos de montar que nos brindarán la comodidad suficiente como para disfrutar al máximo de la experiencia.

Una vez que esté todo dispuesto y ya arriba de los equinos, saldremos por una callecita rumbo al sector intermedio del cerro. Aquí lo importante es que encuentres el ritmo del animal para que suba constantemente, lo ideal es llevarlo al tranco para que no se empaque y se frene en la mitad de la travesía.

A medida que vayamos subiendo el guía nos contará la historia de la fundación del Centro de Ski, que es el único en el país que pertenece a manos privadas.

De a poco nos internaremos en un sector boscoso donde la vegetación se hace más frondosa, estaremos atravesando un lugar que posee lengas y coihues centenarios.

Aprenderemos que la barba que cuelga sobre las lengas es un liquen que solo se reproduce en las regiones que no hay contaminación. Lo mejor es respirar hondo y aprovechar a inhalar el oxígeno que se encuentra en el máximo punto de pureza.

Pronto descubriremos que el camino que estamos transitando es una pista para principiantes de esquí, que es utilizada durante el período invernal. La zigzagueante pista nos conducirá por todo el faldeo del cerro presentando curvas y contracurvas que deberemos transitar con los caballos.

El guía nos contará que hace unos años en la ladera de la montaña que está frente al cerro, hubo un intenso incendio que quemó una considerable cantidad de hectáreas con lengas; si observamos bien en esa región notaremos el cambio de color de la montaña sobre su cúspide, además de apreciar restos secos o quemados de lo que alguna vez fue un denso bosque.

Casi sin darnos cuenta pasaremos por la zona intermedia del Bayo, aquí repararemos en los medios de elevación, donde es posible que un visitante nos salude desde las aerosillas. También observaremos las maquinarias que son utilizadas durante el invierno para barrer y apelmazar la nieve de las pistas y nos percataremos del pasto plantado por la mano del hombre, en un intento por afirmar el suelo contrarrestando la erosión.

Continuaremos la marcha, estaremos a más de 1500 m .s.n.m. y para este entonces la panorámica será impresionante.

A medida que nos acerquemos a la cima del cerro sentiremos la respiración del animal que nos denotará el agotamiento del mismo. Unos minutos más serán suficientes para llegar a los 2000 mts. en donde alcanzaremos una fantástica visual de toda la región.

Al llegar a la cumbre descenderemos de los caballos que se quedarán pastoreando y reponiendo energías para el retorno, mientras que nos trasladaremos por un pequeño sendero hacia el Mirador del Cerro Bayo.

Allí la panorámica es única. El silencio y la sensación de tranquilidad mientras que nuestra vista se pierde en el horizonte son asombrosos.

Desde el punto panorámico veremos las cristalinas aguas del lago Nahuel Huapi, del otro lado del mismo divisaremos la ciudad de San Carlos de Bariloche, más hacia la derecha está la isla Victoria, luego la Península de Quetrihué y los distintos brazos del lago.

Al frente apreciaremos la majestuosidad del cerro Tronador con las nieves eternas sobre su aguja, hacia abajo observaremos todo el ejido urbano de la villa y bien a la derecha alcanzaremos a ver el lago Correntoso.

Luego de unos minutos de contemplación y de unos buenos registros con la cámara fotográfica, regresaremos en los equinos a la base del cerro donde finaliza la excursión.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723