Turismo aventura en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Formosa - Formosa
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Recorriendo Formosa en canoa

 

 

 

 

 

 

 
Es una de las opciones más originales de conocer Formosa es recorrer sus esteros, reservas, ríos y arroyos en canoa. Turismo de aventura en su espinoso territorio
 

La provincia de Formosa resulta ideal para recorrer en canoa. Debido al escaso desnivel de su terreno, los riachos se presentan meandrosos en todo su curso, y dibujan una dirección del oeste al este que descargan sus aguas en el río Paraguay.

Los numerosos ríos que se encuentran entre la ciudad capital y la de Clorinda ofrecen opciones interesantes para aventurarse a la práctica del windsurf y la pesca y participar de travesías en 4x4, cabalgatas y excursiones embarcadas.

 
Excursión inolvidable
 
Una de los recorridos más divertidos -y a la vez arriesgados- que propone la provincia es el Circuito del Monte Lindo Grande. Se parte de la localidad de Pirané, ubicada sobre la ruta 81 y, dependiendo del nivel del agua y la cantidad de troncos cruzados que se puedan encontrar en el camino, en cuatro o cinco días se arriba al puente sobre el río de Colonia Pastoril, una pequeña comunidad agrícola-ganadera típica del interior de la provincia.Si bien a lo largo del recorrido aparecen lugares para acampar a gusto de los remeros, no existen sitios para reaprovisionarse por lo que habrá que llevar una buena cantidad de alimentos, bebidas y ropa.
 
El andar silencioso de las canoas permite el avistaje de animales autóctonos que descienden al agua para beber y alimentarse: jabirús, yacarés, coatíes, aguarás popé o mayuatos, monos carayá y los martín pescador pueden ser vistos, muy de cerca, mientras se avanza sobre el río.
 
Esteros para la aventura
 

Del otro lado del albardón que contiene la selva se hallan los Esteros del Iberá- agua brillante en guaraní- que le dan un toque distinto al paisaje de la región con sus 700 mil hectáreas de bañados, 31.500 de lagunas y 260 mil de tierras interiores que permite la supervivencia de tortugas, yacarés, monos, ciervos de los pantanos, carpinchos o capibaras- el roedor más grande del mundo- y hasta 400 distintas de aves y reptiles, además de una extraordinaria flora.

Hasta ellos se puede llegar a pie desde los riachos, aunque los caballos o las embarcaciones de pequeño porte son los medios de transporte más recomendados para sortear los permanentes obstáculos que presenta el camino donde el agua es la gran protagonista.

El bañado "La Estrella" , un complejo ecosistema de cientos de miles de hectáreas formado por la desviación de las aguas del Pilcomayo, y la Reserva Natural Formosa son dos hitos naturales incorporados a esta inolvidable travesía
Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723