Turismo aventura en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Mar del Plata - Buenos Aires
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Buceando en Mar del Plata

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Durante nuestra estadía en Mar del Plata intentamos redescubrir la ciudad desde todas las perspectivas posibles, y así tener una idea más acabada de sus potencialidades turísticas.
 

Esta razón hizo que nos pusiéramos en contacto con un, reconocido instructor de buceo de Mar del Plata Diver´s, para que nos contara sobre los atractivos de la actividad subacuática en esas latitudes del país.

"Descúbranlos ustedes mismos." -- "Nosotros les suministramos todos los equipos, el apoyo logístico y buceamos juntos, pero la mejor manera de sentir el buceo en Mar del Plata es viviéndolo ustedes mismos". El día espléndido, un mar tranquilo y la tentadora invitación hicieron que no lo dudáramos: nos sumergiríamos en las aguas del Mar Argentino.

 
La previa
 
Preparar los equipos de buceo, probarse los trajes de neoprene, el chaleco compensador, ajustar el snorkel , medir el aire e intentar caminar con las aletas puestas es todo un ritual. Una vez que estuvo todo probado y supervisado por el instructor, nos dirigimos al Club Motonáutico de la ciudad, desde donde saldríamos embarcados hacia las desconocidas -para nosotros- aguas marplatenses.

Durante el trayecto al club, nos relató sobre sus experiencias submarinas en otros lugares del mundo. El Mar Rojo, la barrera de coral de Australia y Méjico son los sitios que marcaron su pasión por este deporte. "Mar del Plata es un buen lugar para bucear, alejándose 12 km de la costa se logra tener una visibilidad de 5 a 15 metros" -nos aseguró el buzo.

En el Motonáutico nos esperaba Gabriel Duarte, otro miembro de Mar del Plata Diver´s quien, aprovechando las condiciones climatológicas, se sumaba a la aventura. Gabriel es quien se está encargando de llevar la actividad al interior de la provincia, más precisamente a la zona de Tandil, que cuenta con unas profundas canteras ideales para desarrollar un buceo tranquilo.

Salimos embarcados, pasamos la restinga y llegamos al banco de pescadores, donde haríamos nuestra inmersión.
 
Al agua pato
 

Una vez que repasamos las señas de comunicación que nos haríamos bajo el agua, lentamente nos fuimos sumergiendo en el mar. Su temperatura, que rondaba los 17º, nos auguraba un buceo placentero.

El banco de pecadores posee un fondo de arena, en una profundidad de 8 a 16 metros, y su visibilidad es de 6 metros promedio, pero como hacía varios días que el mar estaba recibiendo corrientes de sur a norte poseía un agua limpia que explotaba en 9 metros de visibilidad, ¡espectaculares!

Al ir descendiendo comenzamos a entender las palabras que José María nos había dicho minutos antes. "Bucear es dominar el espacio acuático, es dominar la tercera dimensión. Todo buzo busca la flotabilidad neutra y, cuando logra esto, la sensación de liviandad es muy atractiva, parece que se está volando".

En el fondo de arena fuimos recibidos por una rebosante fauna denominada "de piedra", ya que no se caracteriza por sus colores -la mayoría grises y plateados- sino más bien por su tamaño. Salmones, palometas, chuchos, pescadillas, congrios y corvinas desfilaban a nuestro alrededor.
Buceamos durante cuarenta minutos disfrutando del paisaje, descubriendo cangrejos rojos, estrellas de mar, caracoles y esponjas hasta que de pronto fuimos entretenidos por decenas de peces limón que nos rodearon, dejándonos inmóviles, simplemente contemplándolos.

Más que satisfechos culminamos la inmersión y regresamos al Club Motonáutico. Durante el retorno conversamos mucho sobre la experiencia vivida, en la camaradería que poseen los miembros que desarrollan esta espléndida actividad. "Ven. ahora ustedes mismos pueden contar qué es bucear en Mar del Plata" -nos dice José María, mientras él y Gabriel nos regalan una sonrisa de satisfacción ya que, al igual que nosotros, ellos también disfrutaron al máximo de la experiencia. Porque sabemos que se pueden tener mil buceos realizados, pero jamás dos inmersiones iguales .

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723