Turismo aventura en Argentina
Buscar en el sitio
Información general del país
Lobos - Buenos Aires
Como llegar al lugar
Donde dormir en el lugar
Donde comer en el lugar
Servicios turísticos
Otros servicios
   4 x 4
   Actividades Aereas
   Actividades Náuticas
   Cabalgatas
   Caminatas 
   Caza
   Pesca
   Montañismo
   Mountain Bike
   Parapente
   Rafting
   Sauna-Spa
   Trekking
 
   Capital Federal
   Buenos Aires
   Córdoba
   Santa Fé
   San Luis 
   Santiago del Estero
   Mendoza
   San Juan
   La Rioja
   Entre Ríos
   Corrientes
   Misiones
   Formosa
   Chaco
   Jujuy
   Salta
   Catamarca
   Tucumán
   La Pampa
   Chubut
   Neuquén
   Río Negro
   Santa Cruz
   Tierra del Fuego
 
   Campos de Golf
   Pistas de Esquí
   Vinos Argentinos
   Tursimo Rural
   El Tango  
   Trenes Turísticos
   Edificios Jesuitas
   Parques Nacionales
 
Euforia y silencio paracaidismo en Lobos

 

 

 

 

 

A sólo 100 kilómetros de Buenos Aires, en la localidad de Lobos, se encuentra CEPA, una escuela de paracaidismo que resulta el lugar ideal para los adictos a la adrenalina.

 

Las instalaciones están preparadas para recibir un gran flujo de saltadores, tanto profesionales como amateurs.

Para estos últimos existe el Tandem o salto en pareja con un instructor (no temas, unido al experto por cuatro ganchos que soportan dos toneladas cada uno).

Según Pino (nuestro hombre de confianza en la escuela), las probabilidades de que suceda algo desde que abandonas la tierra son de 1 en 100 mil. Justo cuando las medidas de seguridad podrían dejar de ser un inconveniente para tu instinto de preservación, te amenazan con que tu cuerpo caerá desde 3000 metros a una velocidad de 200 km por hora durante 30 segundos.

Lee -un fanático inglés de 28 años que aprendió el deporte en Australia y a quien encontramos en Lobos recién arribado al país-, describió así la sensación de arrojarse a la atmósfera: "En mi teoría hay tres etapas; estás en la cola para saltar y el vacío comienza a succionar para afuera a los demás, uno por uno. Es tu turno y aparece la euforia: tus neuronas se preguntan por qué están pegadas al techo del cerebro mientras te invade un frío tremendo por la temperatura exterior.

Sigue el silencio: el para-caídas se abre y llega una verdadera paz, los problemas desaparecen en serio ahí arriba. A la última fase la llamo groundrush y es el aterrizaje, que conforma una experiencia en sí mismo; sientes que el mundo se te va a estampar en la cara."

Si a la hora de visitar un país nuevo en tu mapa cuenta más enfrentarte al límite de tus emociones que cenar a la luz de las velas, definitivamente debes practicar paracaidismo en Lobos.

Viajoporargentina - Información turística sobre la República Argentina
© 2003- Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 527292 Ley 11723